Cuidado con estos 10 medicamentos porque son los más adictivos

Pastillas, medicinas

El abuso y uso no médico de fármacos de prescripción es un problema grave de salud pública en algunos países como Estados Unidos, donde medicamentos utilizados para tratar el dolor, los trastornos de déficit de atención o la ansiedad, se están convirtiendo en sustancias adictivas para consumidores de drogas ilegales.

El abuso de ciertos medicamentos de prescripción, entre ellos, los opioides, los depresores del sistema nervioso central (SNC) y los estimulantes, puede conducir a una variedad de efectos adversos para la salud, más allá de la adicción. Lo cierto es que este aumento se refleja en un mayor número de admisiones a tratamientos de desintoxicación, un mayor número de visitas a salas de emergencia por el abuso de estos fármacos e, incluso, de las muertes por sobredosis.

 

En España, la gran mayoría de estos fármacos necesitan receta médica para su dispensación. Farmacéuticos explican cuáles son los medicamentos más adictivos de venta en farmacia.

 

DERIVADOS DEL OPIO

 

Son medicamentos que alivian el dolor. Reducen la intensidad de las señales de dolor que llegan al cerebro y afectan las áreas del cerebro que controlan las emociones, lo que disminuye los efectos de un estímulo doloroso.

 

- Morfina: medicamento con gran poder analgésico, se usa para tratar los dolores muy fuertes y suele usarse en cirugías. La adicción se produce porque se une a los receptores opiáceos del dolor produciendo un estado de bienestar en el paciente. Se necesita receta y se dispensa en viales intramusculares.

 

- Fentanilo: también actúa sobre los receptores opiáceos del dolor y de ahí su gran poder analgésico. Se usa en el tratamiento del dolor crónico y normalmente se aplica con parches transdérmicos. Se necesita una receta específica para estupefacientes.

 

- Tramadol: es un analgésico opiáceo. Se usa en comprimidos para tratar el dolor pero no necesita la receta específica de estupefacientes, por lo que es de más fácil acceso para el paciente.

 

- Codeína: es un derivado opiáceo pero tiene efecto antitusígeno, por lo que es útil contra la tos seca. Es de fácil adquisición en las farmacias en forma de jarabe y comprimidos, por lo que puede haber mayor número de personas con esta adicción. Suele generar estreñimiento.

 

GRUPO DE LAS BENZODIACEPINAS

 

Son conocidos como sedantes o tranquilizantes, son sustancias que pueden disminuir la actividad cerebral. Esta propiedad hace que sean útiles para el tratamiento de los trastornos de ansiedad y del sueño.

 

- Diazepan: es un ansiolítico de acción prolongada. Fue el primero del grupo con actividad hipnótica, anticonvulsivante, sedante y relajante muscular. Se dispensa en comprimidos y se recomienda utilizar como mucho 15 días.

 

- Lorazepan: es un ansiolítico de acción corta. Tiene acción hipnótica, anticonvulsivante, sedante y relajante muscular. Se prescribe en comprimidos a personas mayores.

 

- Alprazolam: ansiolítico de acción corta, a diferencia de los anteriores este posee actividad antidepresiva. Todos necesitan receta médica y se presentan en forma de comprimidos.

 

LOS ESTIMULANTES

 

En este caso actúan en el cerebro de manera similar a una familia clave de neurotransmisores cerebrales llamados monoaminas, que incluyen la norepinefrina y la dopamina. Los estimulantes aumentan los efectos de estas sustancias químicas en el cerebro.

 

- Metilfenidato: es un estimulante débil del sistema nervioso central. Se usa para tratar el trastorno de hiperactividad con déficit de atención. Se usa en niños principalmente y en forma de comprimidos.

 

- Oximetazolina: es un descongestionante nasal en formato inhalador de fácil adquisición en las farmacias sin receta médica. No se recomienda utilizar más de 3 días. Si se utiliza muchos días puede causar efecto rebote y necesitarlo siempre para respirar mejor (adicción).

 

- Cafeína: produce estimulación cardiaca. Se emplea en comprimidos como antimigrañoso en combinación con otros analgésicos produciendo adicción a estos preparados. Son preparados de fácil adquisición en la farmacia.