Cuatro imputados en Soria por empadronamientos falsos para conseguir descuentos en viajes

Cuatro personas han sido imputadas en Soria dentro de la 'Operación Resident', que viene realizando la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Baleares, por los delitos de falsedad documental, estafa y alteración del precio de las cosas, al haberse descubierto un fraude sobre empadronamientos falsos con el fin de conseguir viajes a las islas con descuento de residente, según ha informado la Subdelegación del Gobierno.
SORIA, 7 (EUROPA PRESS)



Los imputados son los vecinos de la capital M.G.A., de 77 años; H.P.R., de 72 años; J.I.G.P., de 47 años, y P.G.S., de 19 años.

Estas imputaciones son el resultado de la colaboración solicitada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Baleares, en el marco de la citada 'Operación Resident', en la que la Guardia Civil ha imputado a alrededor de 4.000 personas en todo el territorio nacional, unas 1.000 en Andalucía, por la supuesta comisión de un delito de falsificación y utilización de certificados de residente en las Islas Baleares, con el objeto de obtener la bonificación correspondiente en la compra de billetes de avión.

Los hechos se detectaron a mediados del pasado año 2012 cuando se detuvo a dos personas que regentaban unas agencias de viajes. A raíz de estas actuaciones, se pudo constatar que habría un "gran número" de certificados falsificados utilizados por clientes que no habían estado nunca empadronados como residentes en Baleares, para así poder obtener el descuento del 50 por ciento del precio del billete de avión.

Una vez concluida la fase de investigación, a principios de este mes de febrero, se ha comenzado la explotación de la citada operación en todo el territorio nacional, es decir, se han llevado a cabo las detenciones correspondientes.

La instrucción de diligencias está tutelada por los juzgados de Manacor y por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de esta localidad mallorquina.

El montante económico defraudado por este sistema de falsificación de certificados de residente ascendería a "varios millones de euros", según la Guardia Civil de Baleares.