Cuatro detenidos por robo de cableado eléctrico en Piedrahíta y Arévalo

Material incautado

Dos de los arrestados fueron sorprendidos “in fraganti” cuando acudían al lugar donde escondían el cable sustraído y lo quemaban para obtener el cobre.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro individuos, con edades comprendidas entre los 22 y los 35 años, como presuntos autores de al menos dos robos con fuerza en el alumbrado público ocurridos los días 4 y 6 del presente mes de octubre en las localidades de Arévalo y Piedrahita, respectivamente. Dos de los arrestados fueron sorprendidos “in fraganti” cuando acudían al lugar donde escondían el cable sustraído y lo quemaban para obtener el cobre.

 

Los hechos tuvieron lugar en torno a las tres de la madrugada del pasado jueves. Agentes de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Ávila detectaron la presencia de un vehículo sospechoso con los asientos traseros abatidos y el interior sucio de barro, vegetación y restos de hollín, suciedad que también presentaba el conductor. Tras realizar gestiones localizaron en un paraje solitario de la localidad de El Fresno, una hoguera donde se estaban quemando bobinas de cobre.

 

A primeras horas de la mañana se produjo la detención de otros dos individuos cuando acudían al lugar donde escondían el botín. Las investigaciones posteriores por parte de los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial permitieron la detención de un cuarto miembro del grupo que hacía de intermediario en la venta del cobre obtenido en chatarrerías y desguaces de los alrededores de Ávila.

 

Los miembros de esta banda actuaban siempre siguiendo un mismo “modus operandi” donde cada uno de ellos desempeñaba un rol determinado. Dos de ellos elegían los lugares donde forzar las arquetas de alumbrado público, lugares poco transitados de noche en localidades de la provincia de Ávila, y eran los encargados de sustraer el cableado. Otro de ellos realizaba los traslados en su propio vehículo y un último componente del grupo hacía las ventas de cobre.

 

Una vez sustraído el cableado, se trasladaba en rollos hasta la localidad de El Fresno donde procedían a quemarlo para eliminar el plástico que recubre los hilos de cobre. Obtenido éste, el mismo era vendido en desguaces y chatarrerías por un intermediario que no había participado en las tareas anteriores, tratando de evitar así la detección del grupo por la policía.


 
El cobre sustraído y recuperado en estos dos hechos alcanza los 300 kilogramos de peso y los daños causados a los ayuntamientos afectados podían superar los 35.000 euros. Además, se han intervenido las herramientas: una palanqueta y una cizalla, con las que efectuaban los robos.

 

Los detenidos, a los que se les atribuyen al menos dos robos con fuerza en el alumbrado público ocurridos en la provincia de Ávila, ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.