Cuatro detenidos en Tudela, uno por posesión de estupefacientes y el resto por resistencia a la autoridad

Tres personas han sido detenidas en Tudela de duero por resistencia a la autoridad y una cuarta por posesión de estupefacientes preparados para su venta.

La Guardia Civil ha detenido en la localidad vallisoletana de Tudela de Duero a un joven de 26 años con iniciales A.M.C.A. y vecino de La Cistérniga (Valladolid) que portaba éxtasis, MDMA y 'speed' preparados para su venta.

 

Según ha informado el Instituto Armado, la detención se produjo este fin de semana, durante la celebración de las fiestas de Tudela, y a dicha persona se le imputa un presunto delito contra la salud pública.

 

Los agentes observaron al ahora detenido, que se encontraba en el interior de un vehículo, mientras manipulaba sustancias que intentó ocultar al verse sorprendido, después de lo cual comprobaron que se trataba de estupefacientes, por lo que se procedió a su detención.

 

La Benemérita intervino 26 pastillas de éxtasis 'Superman', 1,25 pastillas de éxtasis 'Tortuga Ninja', ocho envoltorios de MDMA y 13 envoltorios de 'speed'.

 

Por otro lado, la Guardia civil de Valladolid ha detenido a tres personas por resistirse a que agentes del Cuerpo les inmovilizaran el coche tras dar positivo la conductora del mismo durante un control de alcoholemia realizado en el término de Tudela de Duero, según informan fuentes de la Benemérita.

 

El incidente se produjo sobre las 09.00 horas de este domingo a la altura del kilómetro 349 de la autovía A-11, dentro del término de Tudela, cuando integrantes del Equipo de Atestados del Subsector de Valladolid, interceptaron un vehículo conducido por una joven de 24 años, S.E.M, quien al ser sometida al control de alcoholemia arrojó un resultado de 0,83 y 0,81 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, por lo que resultó imputada.

 

Tras instruir las diligencias oportunas a la conductora imputada y en el momento de proceder a la inmovilización del vehículo que conducía, tanto la conductora como los otros dos ocupantes del turismo comenzaron a ofrecer resistencia activa y grave a los agentes, que fueron empujados y agredidos por los tres.

 

Como consecuencia de ello se detuvo a la conductora y a sus dos acompañantes, R.M.E.M, de 29 años, y Z.G.G., de 27, como presuntos autores de un delito de atentado a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones, resistencia y desobediencia.