Cuatro becerros mueren en Hoyos del Espino como consecuencia de un ataque de lobos

Ataque de lobo

La Alianza UPA-COAG de Ávila denuncia que los lobos han llegado hasta la sierra de Gredos, tal y como temían que ocurriese desde hace tiempo, tras denunciar un ganadero la muerte de cuatro becerros en las últimas semanas en el término municipal de Hoyos del Espino.

En esta ocasión se trata de una denuncia más pero tiene como elemento diferenciador que se trata de varias lobadas en una zona de la provincia que hasta la fecha no había tenido ataques de este tipo.

 

Desde el 12 de octubre la misma explotación ganadera ha sufrido cuatro ataques distintos, el último hace apenas unos días, con el resultado de cuatro becerros muertos. Además se ha producido otro ataque a una explotación distinta también en la misma zona de la provincia.     

 

La Alianza UPA-COAG lleva denunciando desde hace meses que el año 2015 está siendo el peor en cuanto al número de ataques de cánidos y animales muertos. Nuestra organización achaca esta situación a la expansión incontrolada de este especie por toda la provincia debido a la inacción del Gobierno regional. 

 

En la reunión que mantendrá nuestra organización agraria el próximo día 20 en la Consejería de Medio Ambiente reclamaremos, una vez más,  actuaciones urgentes a la Junta de Castilla y León porque de continuar con esta dinámica la única opción que les quedará a no pocos ganaderos será abandonar su actividad, puesto que a pesar de que los productores ponen todos los medios a su alcance para evitar los ataques es imposible no sufrirlos. 

 

La Alianza UPA-COAG no ve otra solución más que la Administración regional actúe y que lo haga con el sentido de la responsabilidad que exigen quienes están sufriendo en primera persona el acoso de los lobos. En este sentido, advertimos que en zonas tradicionalmente ganaderas de nuestra provincia es imposible compatibilizar hoy en día la presencia masiva de manadas de lobos con esta actividad profesional, y como tal debe ser asumido por quienes tienen competencia en la gestión de los cánidos.

 

"Además recordamos que los tribunales han dado la razón a nuestra organización cuando han dictaminado que los ataques de lobos al sur del Duero deben ser indemnizados por parte del Gobierno regional. Es de justicia que los pagos por los daños ocasionados se hagan de forma rápida y ajustada al perjuicio ocasionado, no como está ocurriendo actualmente, porque la demora de las indemnizaciones está provocando una situación límite en muchos profesionales que no pueden asumir por más tiempo las elevadísimas pérdidas económicas que provocan los lobos", finalizan.