Cuatro ayuntamientos y nada de democracia

Los concejales de La Adrada, Cebreros, Hoyo de Pinares y Piedrahita reivindican que sus alcaldes les dejen ejercer libremente la política, les faciliten la información necesaria, como marca la ley y no lleven al tramo personal los insultos. Si en un plazo de dos meses la situación no cambia se “encerrarán en la Diputación” y acudirán si hace falta a los Juzgados por vía penal

Los concejales de La Adrada, Ceberos, Hoyos del Pinares y Piedrahita del Partido Socialista piden a Antolín Sanz, presidente del PP, y Agustín González, presidente de la Diputación provincial, que les informen a sus alcaldes de cómo debe ejercerse la política desde el punto de vista democrático. Al primero porque es el máximo responsable del partido al que pertenecen dichos ediles y el segundo, porque dos de ellos son Diputados Provinciales pero además es el máximo representantes de los ayuntamientos de la provincia

 

Ya que como señalaba Tomás Blanco, “en este y en otros Ayuntamientos a los concejales de la oposición no se nos deja ejercer libremente nuestras funciones, porque no nos facilitan información, existen enfrentamientos personal y se nos falta al respeto”.

 

El problema señalan es que la ley es muy ambigua y establece que los alcaldes son los que deben facilitar la información de las comisiones y los plenos, y no los secretarios como ocurre en otras administraciones.  Además, en algunos de los consistorios señalados la oposición no forma parte de las Juntas de Gobierno Local ni existen Comisiones de trabajo en diferentes áreas.

 

Los concejales del PSOE no piden la dimisión de ningún concejal “sólo pedimos que se cumpla la ley”, pero sí en el plazo de dos meses la situación, en estos y otros municipios, no mejora, “estamos dispuestos a encerrarnos en la Diputación o a acudir a la vía penal por las acciones que están, que llevan a plano personal”

 

Roberto Aparicio, de La Adrada ha sido expulsado de un pleno junto con otros concejales “por motivos injustos e incluso el alcalde me ha dicho que me iba a meter la cabeza en un cubo”. Aunque según señala no va a impedir que siga luchando por los intereses de la localidad.

 

Paloma Gómez, de Piedrahita, ha solicitado por escrito que alguien le acompañe en sus entrevistas con el alcalde porque ha recibido gritos e insultos. Y aunque se le pidió disculpas por carta diciendo que no volvería a pasar ha vuelto a sucederle. Afirma “estar desamparada y no me dejan ejercer mis funciones”.

 

Pilar Ochando, de Hoyos de Pinares, afirmó que lo mejor es “tratar bien a la oposición y llegar a acuerdos con ellos no llevando las cosas al terreno personal”. En el ayuntamiento no le convocan a las comisiones y no forman parte de la Junta de Gobierno Local.

 

Tomás Blanco, de Cebreros, señaló que en su Ayuntamiento no hay comisiones, no se les facilita información y se utilizan los plenos de forma partidista.

 

Según Blanco, “siempre ha habido alcaldes, lo que no ha habido siempre es oposición, que legitima el trabajo del equipo de Gobierno y a los que se debe dejar realizar sus funciones”.