CSIF también se muestra preocupado por el futuro de la Residencia Arturo Duperier

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, junto a los trabajadores de la residencia juvenil Profesor Arturo Duperier, han manifestado su preocupación por el futuro de la Residencia Juvenil Arturo Duperier ante los criterios marcados por la Junta de Castilla y León para el curso 2014-2015, que sólo garantiza su apertura si se tiene una reserva del 20% de las plazas.

Desde CSIF señalan que esta circunstancia podría no darse en el próximo curso, a la espera de que se tenga el listado de inscripciones, ya que en el curso 2013-2014 la ocupación ha sido del 22% y este sindicato cree que en el del 2014-2015 ese porcentaje podría reducirse en algún punto toda vez que el plazo de solicitud de plazas terminó el 20 de junio.

 

Tras visitar el centro juvenil y conocer la inquietud de sus trabajadores, CSIF confía en que la Junta “no dude en mantener abierta la residencia juvenil de Ávila este curso”, al tiempo que anima a los responsables a que incentiven e impulsen la ocupación de este tipo de centros. El problema está, según la organización sindical independiente, en que “parece que el Instituto de la Juventud no está gestionando bien este asunto”.

 

CSIF asegura que no ha recibido respuesta oficial al recurso que presentó días atrás, ante la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, contra la orden de convocatoria de plazas de residentes fijos para el curso 2014-2015 en las residencias juveniles de la Junta. Este sindicato considera que las condiciones marcadas, con reducción de plazas y de plazo para la inscripción de los jóvenes, o las subidas de los precios en más de un 40%, son “todo un despropósito que incumple con los objetivos sociales de estos centros, pone en riesgo su supervivencia y continuidad, y tampoco apuesta por el mantenimiento del empleo de sus trabajadores”.

 

En el recurso de reposición contra la Orden FAM/383/2014 de 14 de mayo presentado por CSIF el día 11 de junio se denunciaba que el plazo de presentación de solicitudes se acortara hasta el 20 de junio,  cuando en años anteriores ese plazo se alargaba hasta el 15 de julio. CSIF asegura que este plazo ha dificultado la entrada de usuarios jóvenes que han terminado las distintas pruebas de acceso a la Universidad, puesto que el plazo establecido en la orden no ha facilitado a las familias optar por las residencias juveniles a la hora de planificar el alojamiento de sus hijos.

 

Por otra parte, el recurso recordaba que el servicio de la residencia sólo se garantiza si el próximo uno de agosto, el número de adjudicatarios es igual o superior al 20% de las plazas existentes. En caso contrario, se podrían cancelar las plazas adjudicadas en la provincia afectada, tramitándose la devolución del dinero al joven solicitante, según la orden recurrida.

 

Una situación de indefensión, en opinión de CSIF, que alerta de la delicada situación que se puede crear en la residencia juvenil de Ávila y de otras provincias. En este sentido, CSIF ha planteado que las residencias garanticen su servicio con una ocupación del 10%, y no del 20% como ha señalado la Junta.

 

En cuanto a los precios para el curso 2014-2015, CSI-F califica de “escandalosa” la subida de precio de un 40,38% para las habitaciones individuales, y de un 41,45% para las compartidas, “lo que desanima a los posibles usuarios”. Además, CSIF cree que es una “clara situación de discriminación y de desigualdad” la diferencia de precio mensual de alojamiento entre los 516 euros de alberguista individual en régimen de pensión completa, y los 620 euros como residente.

Noticias relacionadas