CSI-F velará para que la nueva concesionaria de la línea Ávila-Madrid respete la subrogación y condiciones de los trabajadores

La empresa Jiménez Dorado es, desde el próximo uno de junio, la nueva adjudicataria de la línea de autobuses Ávila-Madrid; por lo que los trabajadores reclaman que la subrogación se haga conforme a la ley vigente y al Convenio Colectivo de Transporte de Viajeros.

Ante la preocupación manifestada por diferentes colectivos y usuarios, por la nueva adjudicación del servicio público de transporte de la línea Madrid-Ávila, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) se suma a esta “inquietud”, por las nuevas condiciones laborales que puedan tener los trabajadores del Grupo Avanza, que van a ser subrogados por la nueva empresa concesionaria Jiménez Dorado.
  

CSI-F advierte que “va a defender, en todo momento”, que se cumplan las condiciones establecidas en el artículo 38 del Convenio Colectivo de Transporte de Viajeros por Carretera y Servicios Urbanos de la provincia de Ávila, que establece que la nueva adjudicataria del servicio “deberá subrogar al personal que le es de aplicación en dicho convenio colectivo”.


También, CSI-F vigilará que la empresa cumpla los requisitos establecidos en ese artículo 38, respetándose en todo momento las condiciones salariales y laborales, que los trabajadores venían manteniendo hasta el momento de producirse la subrogación.


CSI-F, como sindicato generalista y firmante del Convenio Colectivo exige  a la nueva adjudicataria “que se cumplan las normas que tanto empresarios como sindicatos firmamos.