CSI-F espera que las 441 oposiciones de docentes sean un primer paso para las 3.000 que exige la elevada interinidad

El sindicato independiente insiste que el Gobierno regional debe hacer una mayor esfuerzo en la oferta pública de empleo de docentes.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios considera que las 441 plazas de oposiciones de docentes que la Junta convocará en abril, según ha confirmado en la Mesa Sectorial de educación celebrada este viernes, "debe ser la primera convocatoria de otras que se vayan sucediendo, hasta sumar unas 3.000 nuevas", que son las que CSI-F cree necesarias para "terminar con la elevada interinidad del profesorado que hay en la Comunidad".

 

El sindicato independiente insiste que el Gobierno regional debe hacer una mayor esfuerzo en la oferta pública de empleo de docentes, porque las nuevas oposiciones de 2015 son "claramente insuficientes" para cubrir las necesidades de profesorado en las 19 especialidades que se ofertan plazas, correspondientes a los cuerpos de Secundaria, FP, la Escuela Oficial de Idiomas, Música y Artes Escénicas, Artes Plásticas y Diseño.

CSI-F, a través de un comunicado, insiste en que existen 5.000 profesores interinos en Castilla y León, "un porcentaje elevadísimo de casi el 20% del profesorado, que es necesario reducir", por lo que reclaman unas 3.000 oposiciones para dar estabilidad al sistema educativo de la Comunidad. CSI-F asegura que las oposiciones convierten las plazas de interinos en puestos ocupados por funcionarios de carrera, por lo que el coste de crear profesores con oposición es mínimo.

Recalca que esta petición es razonable, puesto que son "muchos los opositores a los cuerpos de profesores que llevan años esperando una convocatoria de oposiciones que les dé alguna salida profesional. Miles de estudiantes se han formado y lo siguen haciendo, gastándose dinero e invirtiendo su tiempo. La administración tiene que ser sensible a estas situaciones personales y familiares". CSI-F también reclama la convocatoria de plazas de cátedra, puesto que no se han convocado desde hace 17 años.

Pero para terminar con la interinidad y provisionalidad laboral, CSI-F afirma que la Junta de Castilla y León y las demás administraciones locales tienen que exigir al Gobierno central la eliminación de la tasa de reposición, porque hay que cubrir todas las plazas de empleados públicos que quedan vacías por jubilación u otras razones, sean de Enseñanza o de otros sectores.