Cruz Roja ayuda a combatir la pobreza energética en la provincia de Ávila

Una anciana sufre pobreza energética.

En la provincia de Ávila, a lo largo del pasado año 2015, se han llevado a cabo un total de 14 talleres sobre pobreza energética, consumo responsable y sostenibilidad en los cuales han participado 186 personas y se han gestionado 171 prestaciones en luz, agua y gas, siendo muchos de ellos pagos de extremada urgencia por cortes inminentes en los suministros, que han alcanzado a 378 personas.

Según el Boletín número 11 sobre la Vulnerabilidad Social, el 41,4% de los hogares no puede mantener su vivienda con una temperatura adecuada durante los meses fríos. Y, del 22% de las personas atendidas que señalan problemas para sufragar gastos de la vivienda, un 42,2% señala no poder pagar el alquiler, y el 14,8 no hace frente al pago de la hipoteca desde hace algún tiempo.

 

Estos son algunos de los preocupantes indicadores de la denominada 'pobreza energética', es decir, la incapacidad de un hogar de satisfacer una cantidad mínima de servicios de la energía para sus necesidades básicas, como mantener la vivienda en unas condiciones de climatización adecuadas para la salud (18 a 20º C en invierno y 25º C en verano).

 

Entre las causas del agravamiento de la pobreza energética se encuentran la disminución de ingresos del hogar (relacionado directamente con factores como el desempleo), el encarecimiento de los precios de la energía, la antigüedad del parque de viviendas y la disminución de ayudas y subvenciones.

 

Ahora, con la bajada de las temperaturas, se complica aún más esta situación y su impacto en la salud de las personas ya que el frío y la humedad permanente en un hogar pueden llevar a serios problemas respiratorios como asma, bronquitis, etcétera. Además, estas condiciones constituyen una de las causas del aumento de la mortalidad causada por enfermedades cardiovasculares y respiratorias entre personas mayores de 60 años durante los meses de invierno.

 

Para hacer frente a esta situación, Cruz Roja Española desarrolla diversos programas de emergencia social que se dirigen a la cobertura de las necesidades básicas y al apoyo a las familias para afrontar las situaciones más graves a las que se ven sometidas.