Croacia, talento y carácter para honrar a la 'generación del 98'

Luka Modric, centrocampista de la selección croata

Croacia cuenta con un grupo plagado de talento y carácter que llega a Brasil como claro aspirante a sorpresa del torneo si logra que brille el buen fútbol que destilan Luka Modric, Ivan Rakitic o Mario Mandzukic, deseosos de emular a la 'generación del 98'.

 

FICHA TÉCNICA

 

Participaciones en Mundiales: Cinco (1998, 2002, 2006, 2010 y 2014).

 

Títulos: Ninguno.

 

Mejor resultado: Tercero (1998).

 

Palmarés: Ninguno.

 

Cómo se clasificó: Repesca contra Islandia.

 

Calendario primera fase:    

12/06 22.00 Sao Paulo     Brasil - Croacia.

19/06 00.00 Manaos        Camerún - Croacia.

23/06 22.00 Recife        Croacia - México.

Zvonimir Boban, Davor Suker o Robert Prosinecki son los nombres propios de una histórica camada que protagonizó la gran campanada del Mundial'98 al golear en cuartos de final a Alemania antes de sucumbir ante la selección gala. Tres lustros después, la selección arlequinada quiere recuperar aquel esplendor apoyándose en otra generación talentosa.

 

Sin embargo, Croacia tuvo que sudar su billete a Brasil por medio de una repesca, después de finalizar segunda en el Grupo A europeo por detrás de la sorprendente Bélgica. El sorteo sonrió al combinado balcánico, que se emparejó con Islandia, el rival más asequible a priori. Después del empate a cero en Reikiavik, los goles de Mario Mandzukic y Darijo Srna certificaban el billete mundialista.

 

La joven selección croata, que se ha clasificado para ocho de los diez grandes torneos internacionales desde que compite como equipo independiente, aseguraba el cuarto Mundial de su historia, después de las tempraneras eliminaciones en Japón y Corea 2002 y en Alemania 2006, torneos en los que no pasó de la primera fase.

 

Sin embargo, Croacia ya avisó de sus progresión en su último torneo, la Eurocopa 2012, donde dio un susto importante en la fase de grupos a España, aunque se repetía la historia y quedaba eliminada por el campeón. Ahora quiere confirmar esa mejoría en un Grupo A donde competirá por un puesto en las eliminatorias con México y Camerún, toda vez que la clasificación del anfitrión Brasil se antoja casi segura.

 

Tras el partido inaugural del torneo contra la 'canarinha' en Sao Paulo, la selección croata tendrá que sobreponer a dos largos viajes para desplazarse a Manaos, ciudad amazónica donde el agobiante clima tropical podría favorecer a Camerún, y a Recife, donde se medirá con México.

 

Además, tendrá que lidiar con otro problema, las sanciones que han afectado a Mandzukic y a Josip Simunic. El delantero del Bayern Munich, expulsado en la vuelta contra Islandia, se perderá el duelo contra Brasil, mientras que el central del Dimano Zagreb fue castigado con diez partidos por la FIFA después de proferir un grito fascista en la celebración posterior a la repesca. Además, perdió por lesión a Niko Kranjcar y no sabe cómo llegará Danijel Pranjic, lesionado en un amistoso ante Australia.

 

En cualquier caso, sigue contando con un grupo peligroso que se inicia en la portería con el veterano Stipe Pletikosa. En defensa, el capitán Srna conserva intacta su calidad para atacar por la banda derecha y a la veteranía de Vedran Corluka se ha sumado la irrupción de Dejan Lovren. En el centro del campo aparece la calidad del madridista Modric, el todavía sevillista Rakitic o el prometedor Mateo Kovacic, mientras que Eduardo da Silva, Nikica Jelavic y la experiencia de Ivica Olic se suman a Mandzukic en el frente de ataque.

 

MODRIC Y RAKITIC, CALIDAD A RAUDALES EN LA MEDULAR

 

El funcionamiento de la conexión entre los dos jugadores más talentosos del equipo resultará decisivo en el devenir del combinado croata. Modric, apodado en su irrupción el 'Cruyff de los Balcanes' por su parecido con el holandés, se ha confirmado esta temporada como titular indiscutible en el Real Madrid de Carlo Ancelotti que ha conquistado la Liga de Campeones.

 

Tras surgir en el Dinamo de Zagreb y crecer en el Tottenham, el futbolista de Zadar llegó al equipo blanco en 2012 y, superada una primera temporada de adaptación, su fútbol exquisito ha explotado este curso en el Santiago Bernábeu, donde ya se aplaude sin duda su juego inteligente, capaz de seleccionar siempre la mejor opción.

 

A su lado, Rakitic ofrece una versión más vertical y goleadora de ese mismo estilo basado en la calidad. El capitán del Sevilla, pretendido por el Barcelona y fino lanzador a balón parado, se ha confirmado este curso en una de las grandes estrellas de la liga española, desatando el interés de grandes clubes europeos que mirarán con lupa su rendimiento en el Mundial.

 

La convulsa fase de clasificación para el Mundial se llevó por delante a Igor Stimac, que abandonó el banquillo antes de la repesca, provocando que la primera experiencia importante como entrenador de Niko Kovac fuera de una importancia capital.

 

El exjugador de la selección croata, presente en los Mundiales de 2002 y 2006, saldó este reto con éxito confirmando las buenas sensaciones que transmitió durante su etapa al frente de la selección croata sub-21.

 

Exjugador del Bayern Munich y hermano de otro antiguo integrante de la selección nacional, Robert Kovac, el seleccionador tiene la responsabilidad de domar un grupo que acabó abiertamente enfrentado con Stimac y lograr esa unión que permita a Croacia rentabilizar todo el talento que atesora su plantilla.