Cristina Pedroche, a lo suyo con Dabiz: "No es una cuestión de dependencia, es de ganas"

Cristina Pedroche y David Muñoz

Cristina Pedroche no tiene miedo a las entrevistas. A pesar de toda la polémica que ha generado en los últimos meses por sus declaraciones, la vallecana no tiene intención de cambiar: ella es como es.

La presentadora de Pekín Express se ha desnudado en cuerpo y alma para la revista ICON de El País. En un cuidado reportaje del fotógrafo Pablo Zamora, Cristina habla nuevamente sin censuras a Carlos Marcos para dejar claro que no se considera dependiente de su marido David Muñoz (o Dabiz como ella le llama) ni antifeminista.

 

"No es una cuestión de dependecia. Es una cuestión de ganas. Me muero de ganas por estar con él. Pero es que a él le pasa lo mismo. Nos morimos de ganas por vernos. Estoy en un momento en el que lo quiero todo con Dabiz. Esto no quiere decir que no tenga a mis amigos, mi familia y mis momentos para estar sola. Ahora mismo me siento completa. Dabiz no es que sólo sea mi marido, es mi mejor amigo, mi gran apoyo, la persona con la que más me río. Estamos muy empalagosos, en una nube. Tenemos nuestros códigos y no tenemos que dar explicaciones a nadie. Cuando hablo de amor al único que quiero gustar es a mi marido. Al que no le guste, pues que no le guste", responde Pedroche a ICON ante la pregunta de la dependencia que podría tener con el chef madrileño.

 

Responde así cuando la preguntan por el artículo de Núria Roca: "Soy mujer y he sufrido muchas veces el machismo. Entonces, ¿me estás diciendo que yo digo que eso es una mierda? No, perdona. Lo que estoy diciendo es que nos olvidemos, ya de esto. Y por fin luchemos todos. No mujeres y otros, otra vez haciendo la diferencia".

 

Y en cuanto a la repercusión de sus palabras, la colaboradora de Zapeando lo tiene claro: "Entiendo que gusto porque soy normal y digo las cosas sin filtro". Una entrevista donde Cristina termina aclarando la polémica sobre si querrá más a su marido o a su hijo: "Si me pregunta ahora le diré no creo que quiera a ningún ser humano más que a Dabiz. Cuando tenga a mi hijo, ya veremos. Supongo que son amores distintos. Hay madre que dicen que quieren más a sus hijos que a sus parejas. Pues me parece bien. Yo no me meto con la gente igual que no quiero que se metan conmigo. Vivo en una telenovela de amor y pasión con Dabiz. Es que yo soy muy feliz. Y ya está. No podrán conmigo".