Cristiano brilla ante el Everton en la vuelta de Casillas a la titularidad blanca

El conjunto blanco derrotó por 1-2 al Everton, ya dentro de la final del torneo Guinness International Champions Cup. El Real Madrid se mantiene invicto en esta pretemporada.

El Real Madrid se ha metido en la madrugada de este domingo en la final del torneo Guinness International Champions Cup, donde se medirá al vencedor del duelo entre el Chelsea de José Mourinho y el Milan, tras derrotar al Everton (1-2) gracias a brillante Cristiano Ronaldo, en la vuelta de Iker Casillas a la titularidad de la portería blanca 192 días después de su lesión en Mestalla.

  

Siete fueron los cambios que Carlo Ancelotti realizó en el once inicial que derrotó a Los Ángeles Galaxy en el segundo partido de la gira americana. Además del capitán Casillas, los internacionales Sergio Ramos, Arbeloa y Marcelo también partieron de inicio en una nueva victoria, la cuarta del verano, que mantiene invicto a los blancos en la pretemporada, gracias esta vez a un letal contragolpe.

  

Si ante Los Galaxy el conjunto merengue mostró su mejor toque de balón con el mago Isco como protagonista, frente al Everton se dejó ver el Madrid más demoledor. Más espesos en ataque y con más problemas para retener el balón, los madrileños conseguían adelantarse en el marcador tras una recuperación en el centro del campo que aprovechó Ozil para servir un balón en profundidad a Cristiano, quien regateó al meta Tim Howard y marcar así a placer.

  

Sin embargo, el tanto no hizo otra cosa que espolear al Everton que pudo igualar el choque de la mano del belga Marouane Fellaini, quien mandó un balón al palo de cabeza en la ocasión más clara de los ingleses. Volcados al ataque los de Roberto Martínez, el Madrid volvía a ser letal a la contra y, esta vez con Ronaldo como asistente, el portugués le regalaba ahora el gol a Ozil para el 2-0.

  

Ya en la segunda mitad, hasta seis cambios hizo Ancelotti al descanso y los cuatro internacionales en la Confederaciones, más Isco y Modric, se quedaban en el banquillo. Además, rozando el minuto 60, Cristiano dejaba su hueco en el campo para el debut de Jesé, quien apunto estuvo de marcar nada más entrar justo antes del tanto del Everton.

  

Los ingleses conseguían recortar distancias cuando Jelavic batía a Diego López, sustituto de un Casillas que volvía a ser titular 192 días después, y quien sí terminó invicto. Además, Roberto Martínez hacía debutar al canterano azulgrana Gerard Deulofeu, que disputó sus primeros minutos como jugador del Everton al sustituir al belga Kevin Mirallas en el 83.

  

Así, el partido terminaba con la tercera victoria madridista en su gira americana, un triunfo que sirve a los blancos para colarse en la final del torneo en donde tendrán un rival especial. En la otra semifinal, el Chelsea de un Mourinho quien lanzó su último dardo hacia Cristiano y Florentino Pérez el sábado, o el Milan que tanto dio a Ancelotti en el pasado, deberán luchar este domingo para ser el próximo rival del Madrid el miércoles que viene.