Crece la Feria Ganadera de Navarredonda de Gredos

Las solicitudes para participar en la subasta de la Feria Ganadera de Santiago que se celebrará mañana domingo, 26 de julio, aumentan cada año, convirtiéndola en una cita obligada para los ganaderos.


Pedro Herráiz, secretario de la Asociación de Criadores de Raza Avileña-Negra Ibérica destaca la transparencia y el valor que aporta a las animales subastados el hecho de estar calificados y valorados en un acto público.

 

Según Pedro Herráiz: “En la Feria de Navarredonda tradicionalmente se cerraban los tratos entre los propios ganaderos. Lo que ha cambiado es que ahora son animales seleccionados por los criadores y valorados y calificados en función de su categoría por técnicos. Es un acto público en el que el comprador tiene conocimiento previo del valor. Hay que valorar la transparencia de lo que se adjudica, que se hace a la vista de todos los presentes”.

 

El secretario de la Asociación de Criadores también quiere destacar la labor del ayuntamiento de Navarredonda: “Es muy valorable que una corporación local haga el esfuerzo de ayudar a los compradores con un gasto especial, dirigido a fomentar el ganado avileño. No es lo mismo vender en una finca que hacerlo con todas las garantías de una subasta”.

 

En la pasada edición se vendieron todas las hembras y este año acuden a la subasta en mayor número. “Queremos que esta Feria vaya a más – afirma Pedro Herráiz -. Cada año hay sorpresas. Nunca es igual y esperamos que los ganaderos sigan acudiendo a esta cita que les aporta mucha información y es una oportunidad para el encuentro entre ellos”.

 

Este año además de la subasta de ganado vacuno, estarán expuestos algunos caballos de la Yeguada de Domingo Arrabé galardonados en concursos. Entre ellos una Campeona de movimientos en Piedrahíta y Guadalajara, mejor yegua de Ávila y 1ª mención de honor del Campeonato de España; una subcampeona de 4 años y mejores movimientos;  Campeona de la raza en Torrejoncillo y Guadalajara y yeguas con medallas de oro en concursos de Salamanca y Ávila y bronce en Valladolid.