Crece el nerviosismo en el PP por el batacazo en Cataluña y la elaboración de las listas a generales

María Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy

Cargos del PP, "preocupados" por el ascenso de C's, que ven como "amenaza" para Rajoy en las generales.

El batacazo del PP en Cataluña y la inminente elaboración de las listas electorales para las generales ha desatado el nerviosismo en las filas del partido. Diferentes dirigentes de la formación y admiten su "preocupación" por el fulgurante ascenso de Ciudadanos (C's) y lo sitúan como "amenaza" para el PP en las elecciones de final de año.


El éxito del partido de Albert Rivera, que ha pasado de 9 a 25 escaños en el Parlamento catalán, ha provocado un "gran desconcierto" dentro del PP y ha minado la moral en muchos de sus cargos. "Ahora tenemos un competidor inmediato que nos ha ganado por goleada. Eso provoca nerviosismo y desconcierto", resume en privado un veterano dirigente 'popular'.

Las fuentes consultadas consideran que 'Génova' no puede obviar el "problema" que supone el crecimiento de Ciudadanos en Cataluña y, en este punto, algunos de los asistentes al Comité Ejecutivo echaron en falta que Mariano Rajoy no aprovechara su intervención ante ese órgano para hacer un diagnóstico detallado sobre el nuevo impulso de la formación naranja.

SIN AUTOCRÍTICA NI DEBATE

Las mismas fuentes se quejan de la falta de autocrítica por los resultados del PP en Cataluña, una dinámica en la que a su juicio ya se ha instalado el partido a lo largo de toda la legislatura. "Es un partido sin debate, como una planta muerta", señala un miembro de la dirección.

Además, creen que se peca de optimismo al dar por seguro que el voto útil en las generales es el PP y recuerdan a Rajoy que en 1999 no había "una batalla independentista". El presidente dijo este lunes ante la plana mayor de su partido que no había que extrapolar los resultados de las catalanas porque en 1999 sacaron 12 escaños en las autonómicas en Cataluña y pocos meses después lograron mayoría absoluta en unas generales.

Fuentes 'populares' critican que, a pesar de que el PP está al frente del Gobierno de España, no haya sabido capitalizar ese voto en defensa de la unidad. Es más, reprochan que no fuera el propio Rajoy el que la misma noche electoral compareciera para exigir la dimisión de Artur Mas, dejando claro que el gran perdedor en estos comicios ha sido el independentismo. Según estas fuentes, la impresión que quedó es que el PP asumía que era el gran derrotado.

EL LASTRE DE LA CORRUPCIÓN

En el PP sostienen que el "desgaste" provocado por los ajustes del Gobierno les ha podido pasar factura en las urnas, pero apuntan sobre todo al lastre de la corrupción. "C's es un partido joven y el PP no ha sabido dar una respuesta satisfactoria ante los casos de corrupción", asegura un parlamentario 'popular'.

Otra de las razones que, según las fuentes consultadas, ha podido influir en el retroceso electoral del PP en Cataluña es la tardanza en elegir a su cabeza de cartel. Así, indican que Xavier García-Albiol fue designado a finales de julio, con las elecciones catalanas ya encima.

En el PP son muchas las voces que reprochan a la cúpula del partido que siempre apure los tiempos para confeccionar las listas, algo que auguran sucederá de nuevo con las generales. "Ahora hay mucha gente desmovilizada y desmotivada en el Congreso porque no sabe si va a repetir. La incertidumbre genera ansiedad y peleas internas", admite un diputado.

¿QUÉ HACER ANTE EL ASCENSO DE CIUDADANOS?

Sin embargo, en el PP no hay unanimidad acerca de cuál debe ser la respuesta ante el crecimiento de Ciudadanos. Algunas fuentes piden pasar al "ataque directo" al partido de Rivera, algo que, a su entender, no han hecho hasta ahora por considerarlo un hipotético socio de gobierno tras los comicios de diciembre.

"Ciudadanos es una versión renovada y duplicada de UPyD, con los mismos planteamientos y demagogias. Al partido de Rosa Díez no se le ninguneó, se le dió por todas partes y fracasó. A Albert Rivera nadie se atreve a decirle nada", sostiene un dirigente del PP defensor de actuar contra C's.

Por el contrario, otras fuentes apuestan por evitar entrar en el cuerpo a cuerpo porque C's aparece como un partido "limpio", no contaminado por "viejas prácticas políticas" y sin problemas con la corrupción. "Si el PP se lanza contra este partido será suicida. Hará más inmenso a Rivera", señaña un cargo 'popular'.