Cospedal sobre Aguirre: Hay que elegir al mejor y dejar al margen relaciones personales

"Lo importante es que el proyecto tenga continuidad y mejoría a través de las personas más adecuadas, que no tienen que irse a cenar juntas", señala la secretaria general del PP. 

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha afirmado que en la elección de los candidatos autonómicos y municipales hay que elegir a quienes mejor representen al partido y tengan más posibilidades de obtener mayorías absolutas, y dejar "al margen" las relaciones personales.


Cospedal se ha pronunciado así, en una entrevista en Onda Cero recogidas por Europa Press, preguntada expresamente si la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, sería una buena candidata pero le impedirá serlo una mala relación con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Para la número dos del PP, en "proyectos políticos de mucha envergadura" las "buenas o malas relaciones" tienen que quedar "al margen", y ha puntualizado además que esas relaciones "no son malas".

"Lo importante es que el proyecto tenga continuidad y mejoría a través de las personas más adecuadas, que no tienen que irse a cenar juntas todas las noches, no es necesario, lo necesario es que tengan un mismo objetivo y que ese objetivo sea claro", ha remachado.

Aunque ha insitido en que el PP no está aún en proceso de elegir a sus candidatos autonómicos y municipales, porque queda más de un año para esa cita electoral, ha dejado claro que el partido tiene la "obligación" de elegir a las personas "que sean más aptas para representar lo que supone el PP" y tenga más opciones "de ganar y tener una mayoría absoluta". "No nos podemos equivocar en eso", ha remachado.

Para conseguir ese objetivo, Cospedal opina que "la calle es muy sabia" y que los políticos a veces tienen que escucharla más, tanto a "la calle" como a los periodistas y a los miembros del partido, "pero a todo el mundo, no sólo a una parte" de estos ámbitos.

¿HABRÁ CONFLICTO EN MADRID?

Por otro lado, la dirigente 'popular' ha evitado responder si espera algún tipo de conflicto con el PP de Madrid por la elección de los candidatos a la Presidencia de la Comunidad y a la Alcaldía de la capital, pero sí ha defendido el método de elección de candidatos de su partido.

Así, ha negado que pueda acusarse al PP de utilizar "el sistema del dedazo" por contraposición a lo que hacen otros partidos, ironizando con la "elección democrática y sin ningún tipo de presión" de la actual presidenta y líder del PSOE andaluz, Susana Díaz --formalmente se convocaron primarias pero ningún aspirante consiguió los avales necesarios--. También ha aludido a la elección sin primarias de la cabeza de lista socialista a las europeas, Elena Valenciano.

Frente a eso, ha defendido que en el caso del PP andaluz sólo se presentó un candidato pero podían haberse presentado más. "Otra cosa es que la gente no quiera aprovechar los instrumentos que hay", ha dicho.