Cospedal convoca a todos los líderes provinciales del PP para 'cerrar filas' en la defensa de los recortes

Se trata de explicar a los ciudadanos las razones por las que el Ejecutivo se ha visto obligado a adoptar estas duras medidas

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha convocado el 25 de julio a los presidentes provinciales del PP de toda España para movilizar a la formación en defensa del nuevo paquete de recortes que ha aprobado el Gobierno, según informaron fuentes 'populares'.

Se trata de "redoblar esfuerzos" en todos los territorios para explicar a los ciudadanos las razones por las que el Ejecutivo de Mariano Rajoy se ha visto obligado a adoptar estas duras medidas, apuntan las mismas fuentes.

Así, la 'número dos' del PP trasladará a sus cargos provinciales la necesidad de "multiplicar" los actos públicos en cada una de sus circunscripciones para explicar el por qué de estos recortes, entre los que figura una subida del IVA, la bajada de sueldo a los funcionarios o la reducción en la prestación por desempleo.

NO OLVIDAR LA HERENCIA DEL PSOE

En esta ofensiva política uno de los mensajes clave será recordar la herencia recibida del Gobierno socialista, haciendo hincapié en que no queda alternativa y que si no se toman medidas "van a venir otros" a imponerlas y serán "mucho peores".

El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha abundado este miércoles en esta idea al afirmar que las nuevas medidas de recorte son "duras y difíciles" pero no tiene "otra alternativa" para sacar a España de la crisis.

En línea con este argumento, los dirigentes del PP resaltarán que las medidas que se están aprobando no les gustan y que ni siquiera formaban parte de su programa electoral, pero no son necesarias pasa salir de la delicada situación económica por la que atraviesa España, aseguran fuentes 'populares'.

"REFORMAS: GARANTÍA DE FUTURO", ÚLTIMA CAMPAÑA

No es la primera vez que Cospedal moviliza a las estructuras provinciales del partido. Ya lo hizo hace tres meses tras la aprobación de unos restrictivos Presupuestos Generales del Estado y los posteriores ajustes en Educación y Sanidad aprobados por el Gobierno.

Aquella ofensiva estuvo acompañada de una campaña divulgativa en los medios de comunicación, con cuñas en radio y prensa, 'banners' en Internet y actos políticos en toda España. El lema elegido entonces fue 'Reformas: Garantía de futuro'.