Cosidó anuncia en Ávila la adaptación a Bolonia de la escala de subinspectores de Policía

Cosidó entrega una placa al alumno más brillante de la promoción

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha presidido este viernes en Ávila la jura del cargo de los 300 nuevos subinspectores de la Policía Nacional de la XXII promoción, que han alcanzado este grado en un proceso de promoción interna tras un curso de tres meses de duración.

Ignacio Cosidó ha anunciado, en la Escuela Nacional de Policía de Ávila, que en las próximas fechas podría aprobarse el reconocimiento universitario, con su adaptación al proceso de Bolonia, de la escala de subinspección, que "no ha estado siempre suficientemente reconocida y mi compromiso como director es que esto va a cambiar".

 

El director de la Policía ha calificado este proceso como "asignatura pendiente desde hace demasiado tiempo que espero podamos aprobar antes de irnos de vacaciones" y ha incluido una revisión del catálogo "que permita a los subinspectores ocupar más y mejores niveles de acuerdo con su preparación y su capacidad".

 

Cosidó, de esta manera, ha valorado "la consideración y reconocimiento que merece esta escala de mando, piedra angular sobre la que se sustenta el buen hacer de nuestra institución".

 

La XXII Promoción de ascenso a la categoría de subinspector de la Policía Nacional está compuesta por 300 agentes, de los cuales 272 son hombres y 28 mujeres, que se incorporarán de inmediato a sus destinos en toda España.