Construir algunos tramos AVE en vía única puede reducir hasta un 40% su coste sin merma de calidad

La construcción de determinados tramos de líneas ferroviarias de Alta Velocidad (AVE) con una vía única puede recortar en hasta un 40% su coste de construcción sin reducir las prestaciones de calidad y tiempo de viaje para los usuarios.



MADRID, 25 (EUROPA PRESS)



Esta solución puede además convertir en viables ciertos corredores AVE que de otra forma no lo son y reduce además "notablemente" los costes de mantenimiento de la infraestructura.

Así concluye un estudio realizado por el Instituto Enrique Castillo de Investigación en Ingeniería Civil y Arquitectura, en colaboración con un grupo de investigadores de las universidades de Castilla-La Mancha y Cantabria, presentado este martes en la Real Academia de Ingeniería.

El análisis busca plantear una metodología para "racionalizar las inversiones en infraestructuras de Alta Velocidad en España". Para ello, propone que algunos tramos de la red AVE, en vez de contar con doble vía, se construyan en vía única, en concreto, con la solución de la vía alternada doble-simple (Alternate Double-Single Track, ADST).

El método que defienden consiste en utilizar vía simple en los tramos más caros (los correspondientes a túneles y viaductos) y en los de menos tráfico (aquellas más periféricos) y dejar la vía doble para los trazados más baratos (en las zonas a cielo abierto y más simple orografía) y "exclusivamente allí donde sea necesario".

Según estos expertos, esta solución, "facilitando unos tiempos de viaje similares a los de vía doble, cuesta un 40% menos".

El estudio argumenta además que, una vez construidas las líneas AVE que conectan los grades núcleos de población, en las futuras líneas AVE sólo uno de los extremos será de gran población.

Así, estima que en estas líneas que denomina "periféricas" el número de usuarios es "necesariamente mucho menor, lo que implica una menor demanda y una menor frecuencia de trenes", por lo que, en su opinión, debería cuestionarse construirlas en vía doble y pensar en la alternativa de la doble-simple.

AJUSTE DE CIRCULACIONES.

El instituto incluso asegura haber elaborado una herramienta informática para realizar el ajuste de circulaciones de trenes necesario que requiere una vía única.

El estudio aplica su sistema a la hipotética construcción de la conexión AVE entre Palencia y Santander. Según sus datos, su construcción en doble vía supondrá 3.337 millones de euros, frente al mínimo de 2.161 millones que costaría un proyecto que alterna vía doble con la simple.

Para apuntar su hipótesis el análisis argumenta que pese a que España es el segundo país del mundo por longitud de su red AVE, sólo por detrás de China, y el primero en cuanto a la proporción de kilómetros de red por cada millar de habitantes, se "sitúa en las últimas posiciones en cuanto a demanda atendida".

En concreto, apunta que los trenes AVE alemanes atienden una demanda de viajeros 2,5 veces superior a los españoles, pese a que su red tiene la mitad de longitud que la de España.