Consternación en el IES de Ciudad Real donde estudió la fallecida objeto de acoso

La comunidad educativa del Instituto de Educación Secundaria 'Maestro Juan de Ávila' de Ciudad Real está viviendo momentos de consternación y dolor después de que Mónica, de 16 años, falleciera este martes tras haberse intentado suicidar el pasado viernes por estar sufriendo presuntamente acoso escolar.


CIUDAD REAL, 14 (EUROPA PRESS)

La comunidad educativa del Instituto de Educación Secundaria 'Maestro Juan de Ávila' de Ciudad Real está viviendo momentos de consternación y dolor después de que Mónica, de 16 años, falleciera este martes tras haberse intentado suicidar el pasado viernes por estar sufriendo presuntamente acoso escolar.

Varios alumnos del Instituto han mostrado a Europa Press, a la entrada del centro, su pesar por la muerte este martes de su compañera, de 16 años.

Los estudiantes se han mostrado consternados por los hechos y han pedido que se llegue hasta el fondo para saber lo que ha ocurrido exactamente. Una de las alumnas del IES ha señalado que hechos de este tipo deberían llevar a sacar conclusiones y a tomar medidas para evitar que se repitan en el futuro.

Además de esta lectura, la totalidad de los consultados han considerado que, en estos momentos, también es necesario que se preste a la ayuda necesaria a la familia.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido y comprobar si se trata o no de un presunto caso de acoso escolar, algo que ayer constataba su padre.

Mónica, de nacionalidad ecuatoriana, era la tercera de cinco hermanos, familia que reside en la localidad ciudadrealeña de Torralba de Calatrava, Ayuntamiento que ha lamentado la pérdida de la niña y que ha hecho un llamamiento a la reflexión a instituciones, asociaciones y ciudadanía en general para "sensibilizarse ante la vulneración social que muchas personas sufren hoy en día".

En un comunicado enviado a los medios, el Consistorio ha pedido a estos estamentos "que estén más cerca de las personas más débiles y desprotegidas de la sociedad, eliminando de la convivencia ciertos gestos y actitudes que puedan inducir" a un desenlace como éste.

El Ayuntamiento ha ofrecido todo su apoyo a la familia y ha mostrado su "más sincero deseo" de que hechos como éste no se vuelvan a repetir "ni en Torralba de Calatrava ni en ningún lugar del mundo".