Consiguen mejorar la calidad del cartílago articular en artrosis de rodilla con terapia celular

Investigadores españoles pertenecientes a la Red de Terapia Celular del Instituto de Salud Carlos III han conseguido mejorar significativamente en pacientes con artrosis de rodilla la calidad del cartilago articular utilizando células mesenquimales antólogas.



MADRID, 22 (EUROPA PRESS)



En estudio piloto, publicada en la edición 'on line' de la revista científica 'Transplantation', órgano de comunicación de la sociedad de trasplantes norteamericana, los investigadores observan que esta vía podría convertirse en una alternativa válida, de fácil aplicación, y ventajosa con respecto a los tratamientos convencionales.

El tratamiento innovador que se propone consiste en la inyección intra-articular de células madre mesenquimales obtenidas de la médula ósea del propio paciente. Concretamente, se aplicó a 12 pacientes que padecían artrosis de rodilla crónica resistente a los tratamientos convencionales, y se comprobó que no solo mejora el dolor y la discapacidad sino también la calidad del cartílago articular en la mayoría de los casos (11 de los 12 estudiados).

Las células fueron seleccionadas y cultivadas en la Sala Blanca del Parque Científico de la Universidad de Valladolid, y los pacientes fueron tratados, y seguidos y evaluados durante un año, en el Centro Médico Teknon de Barcelona, comprobándose que mostraron una rápida y significativa mejoría del dolor y la discapacidad.

La eficacia media fue del 65-78%, superior al de los tratamientos convencionales en uso, y se demostró también una mejora de la calidad del cartílago articular (de un 27% en promedio) por técnicas de resonancia magnética cuantitativa en 11 de los 12 pacientes del ensayo clínico.

Las células madre mesenquimales son células del tejido conectivo que pueden dar origen a distintos tipos celulares, segregan sustancias tróficas que estimulan el crecimiento y la diferenciación de otras células del tejido conectivo, y tienen un potente efecto antiinflamatorio.

Los investigadores, que forman parte de la Red de Terapia Celular


del Instituto de Salud Carlos III, pertenecen al Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM), Centro mixto de la Universidad de Valladolid y el CSIC, y al Centro Médico Teknon de Barcelona, ya utilizaron con éxito esta terapia para el tratamiento del dolor lumbar causado por degeneración discal en un ensayo clínico publicado en el año 2011.