Consejos simples para facilitar la retirada del chupete

Chupete

Si crees que ha llegado el momento de retirar el chupete a tu pequeño pero no te resulta fácil que se despegue de él, puedes seguir alguno de estos consejos. Simples y sin traumas. 

El chupete reduce la incidencia de la muerte súbita del lactante, es un analgésico muy eficaz en procesos dolorosos y calma la ansiedad de los niños. Además, según expertos de Sanitas Dental, los efectos perjudiciales que ejerce sobre la correcta alineación de los dientes, principalmente mordida cruzada, son pasajeros y reversibles si su uso no se extiende más allá de los tres años.

 

Ahora bien, aunque la edad ideal para retirar el chupete es a los dos o tres años, previamente se debe acostumbrar a los pequeños a limitar su uso al tiempo de sueño o a situaciones de gran tensión emocional.

 

Por este motivo, existen una serie de consejos para facilitar, tanto a los padres como a los niños, la retirada del chupete:

 

1. La interrupción de su uso puede ser paulatina o de forma repentina, pero no se debe castigar ni hacer que el proceso resulte traumático para los más pequeños.

 

2. Impregnar la tetina del chupete con sustancias de sabores fuertes como vinagre, pimienta o limón, facilita que los pequeños se deshagan del mismo de forma natural.

 

3. Inventar una historia o cuento personalizado en el que la que algún personaje de ficción se lleve el chupete del niño.

 

4. Explicar a los pequeños que el chupete se ha olvidado accidentalmente en algún lugar, como por ejemplo, en la casa vacacional.

 

5. Cortar la tetina o pincharla para que la sensación de chuparla no sea placentera, disuade de su uso a muchos pequeños.

 

6. A los más mayores, su pediatra puede explicarles por qué deben prescindir del chupete y las consecuencias negativas para su salud bucodental.