Consejos para evitar sustos con el 'roaming'

Foto: Europa Press

Pequeños actos como bajarte todo antes de salir de casa o usar las páginas móviles te ayudarán a reducir el coste de la itinerancia de llamadas y datos en el extranjero.

Los cargos por 'roaming' serán eliminados en 2017 gracias a una reciente ley del Parlamento de la Unión Europea. Esto significa llamadas, mensajes y datos más baratos cuando uses tu 'smartphone' en el extranjero.

 

Oficialmente, la prohibición de cobrar en el extranjero, el fin del 'roaming' entrará en vigor en junio de 2017, aunque hay un periodo de transición desde el 30 de abril de 2016.

 

Pero en tus próximas vacaciones lo más seguro es que todavía tengas que estar atento al sobrecoste que supone utilizar el móvil en el extranjero. Para evitar sustos, te vendrán bien estos diez consejos para reducir el coste del roaming.

 

1. Bájatelo todo con antelación: antes de partir, investiga sobre tu destino en la red y bájate los mapas y las guías turísticas al teléfono para poder usarlos en modo fuera de línea cuando llegues.

 

2. Comprueba los ajustes: hay algunas aplicaciones para smartphone que siguen gastando datos en el extranjero (y es muy caro) a pesar de que no las estés usando en un preciso momento. La mejor forma de evitarlo es apagar del todo los datos en roaming - pregunta a tu operador cómo se hace si no estás seguro de saber hacerlo.

 

3. Usa una red WiFi: acceder a Internet a través de 3G o 4G con tu teléfono cuesta dinero, pero usar una red WiFi local generalmente no. Investiga cómo apagar el 3G/4G y encender el WiFi antes de irte.

 

4. Contrata un abono: si tienes una idea aproximada de cuántos datos usarás cuando estés fuera, todos los operadores de telefonía móvil ofrecen bonos de datos a un precio fijo que se pueden comprar con antelación.

 

5. Cambia la SIM: puedes comprar una tarjeta SIM de prepago que ofrezca un buen precio de acceso a Internet en el extranjero, pero necesitarás tener un móvil liberado antes de poder usar cualquier tarjeta SIM.

 

6. Usa solo las páginas móviles: hay muchas páginas web conocidas que tienen versión para móvil diseñadas para smartphone que requieren el uso de mucho menos datos que la versión web estándar. Si tu página favorita tiene versión móvil, úsala.

 

7. No abras los archivos adjuntos: bajarse un archivo adjunto a un correo electrónico puede suponer una gran pérdida de datos. Así que a menos que sea algo crucial, espera a volver a casa.

 

8. Ojo con los niños: si tus hijos son fans de los juegos en línea o de las redes sociales, no caigas en la tentación de mantenerlos entretenidos con tu teléfono. ¡Te puede costar muchísimo!

 

9. Mantén tu teléfono y tu reputación a salvo: perder el smartphone o que te lo roben en el extranjero puede conllevar facturas de datos muy elevadas. Y lo que es peor, puede dañar seriamente tu reputación si guardas las contraseñas del correo electrónico y las redes sociales en el teléfono. Lleva tu teléfono en un sitio seguro mientras viajes y usa un administrador de contraseñas para proteger tu identidad en la red.

 

10. Deja el móvil en casa: si el viaje no es de negocios, siempre puedes tomarte un respiro de tu vida internauta durante una o dos semanas. 

Noticias relacionadas