Consejera valenciana asegura que los programas de alquiler social son "soluciones reales" para afectados por desahucios

Bonig durante la entrega de viviendas a familias de Castellón
La consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, ha afirmado este jueves que los programas de alquiler social que está desarrollando el Consejo son "soluciones reales" para las familias que han sufrido un desahucio.
CASTELLÓN, 13 (EUROPA PRESS)



Así lo ha indicado tras entregar las llaves de sus nuevas viviendas a tres familias de Castellón, víctimas de la ejecución de un préstamo hipotecario, un acto enmarcado dentro del convenio que ha firmado la consejera de Infraestructuras y el Ayuntamiento de Castellón para el desarrollo del Programa Extraordinario de la Generalitat de Alquiler de Interés Social a familias con riesgo de exclusión social.

Asimismo, la consejera también ha entregado las llaves de seis viviendas en el barrio de San Lorenzo, donde vivirán 10 universitarios que realizarán labores solidarias. Bonig ha explicado que la Generalitat "tiene un compromiso con los ciudadanos que están sufriendo las consecuencias de la crisis con mayor dureza".

Entre las acciones que está realizando el Gobierno valenciano, la titular de Infraestructuras ha destacado los programas de alquiler de interés social y de arrendamiento de vivienda pública a familias en riesgo de exclusión social. Bonig ha resaltado que "en septiembre de 2011, la Generalitat se adelantó al gran problema actual y elaboró un programa para atender las necesidades de las familias desahuciadas".

RESERVA DE VIVIENDAS

La consejería ha asegurado que, en la actualidad, la reserva de viviendas de titularidad pública para arrendamiento social se incrementa "constantemente", mediante recuperación, rehabilitación y puesta a disposición de inmuebles para atender la demanda. Así mismo, ha añadido que la Generalitat está negociando con entidades bancarias para que éstas puedan poner parte de su patrimonio de viviendas a disposición de familias desahuciadas.

En estos momentos, ha indicado Bonig, "hay 46 viviendas preparadas para entregar, 69 que podrán darse en el primer trimestre de 2013, 161 cuya rehabilitación se licitará antes de febrero, y otras 324 sobre las que se está valorando la intervención necesaria". En total, son unos 600 inmuebles en toda la Comunidad, que se añadirán al programa a lo largo de año próximo.

Al mismo tiempo, ha afirmado que desde el Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA) se están agilizando los trámites para la recuperación de otras 600 viviendas, ocupadas ilegalmente o en situación irregular, "que se añadirán a la oferta social lo antes posible".

Los programas se articulan mediante la firma de convenios de colaboración con los ayuntamientos, que incluyen la constitución de una comisión mixta, integrada por representantes municipales y del IVVSA, que se encarga de analizar las necesidades de los demandantes de una vivienda social para establecer el orden de adjudicación, en la que prioriza los casos más urgentes.

Los precios que se cobran a las familias beneficiarias oscilan entre 70 y 250 euros, aunque, según la situación económica, hay una bonificación sobre esa cantidad el 90 por ciento, "condiciones ventajosas", ha explicado la consejera.

SOLICITUD DE INSCRIPCIÓN

En la página web del IVVSA (www.ivvsa.es), así como en los ayuntamientos que han firmado el convenio, está disponible la solicitud de inscripción en este programa extraordinario de alquiler de interés social, pero en dicho registro hay familias inscritas por diferentes motivos y con distintas necesidades.

Para poder priorizar la adjudicación de los pisos a quienes se encuentran en una situación más urgente, se ha habilitado una solicitud única para víctimas de desahucio en las oficinas del IVVSA, en su página web o en las oficinas del PROP. En la actualidad, hay cerca de 150 suscripciones en toda la Comunidad.

La Generalitat tiene registrados a 17 solicitantes de vivienda por desahucio en la provincia de Castellón, entre los cuales se encuentran las familias a las que se ha entregado las llaves de una nueva casa. En la ciudad de Castellón, hay un total de 598 viviendas de promoción públicas, gestionadas por el IVVSA, de las cuales, 578 ya están ocupadas. Entre las 20 restantes se encuentran las nueve entregadas este jueves, más cuatro que están en proceso de rehabilitación. Las otras siete están ocupadas ilegalmente y se está gestionando su recuperación.

Por otra parte, la entrega de llaves de seis viviendas, en el barrio de San Lorenzo, donde vivirán 10 universitarios que realizarán labores solidarias, se inscribe en el convenio, firmado también esta mañana, entre la Consejería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, el Ayuntamiento de Castellón y la Universidad Jaume I para el desarrollo del programa Pisos Solidaris.

A través de este acuerdo, la Generalitat cede pisos en arrendamiento a estudiantes que, a su vez, se comprometen a realizar labores que ayuden a mejorar la convivencia en el barrio donde se integran y que sirvan para dinamizar su tejido social.