Confiscan el portátil de Winnie The Pooh a una niña de 9 años por piratería

El portatil de una niña de 9 años, confiscado por piratería en Finlandia
El padre de la menor fue avisado por las autoridades de que procederían al registro de su casa si no aceptaba pagar una multa de 600 euros junto con la firma de un documento de confidencialidad
El ordenador portátil de una niña de nueve años en Finlandia ha sido confiscado por contener archivos que infringen los derechos de autor. El padre de la menor fue avisado por las autoridades de que procederían al registro de su casa si no aceptaba pagar una multa de 600 euros junto con la firma de un documento de confidencialidad.  

El tema de la piratería en Internet continúa generando polémica. Son muchos los países que están tomando medidas contra la descarga ilegal de archivos protegidos por derechos de autor. La semana pasada, proveedores de servicios estadounidenses establecieron que reducirían la velocidad de navegación a aquellos clientes que hayan descargado contenidos ilegales.
  

En Finlandia, uno de los países donde se prohibió el acceso aThe Pirate Bay, las autoridades continúan con sus investigaciones a particulares en contra de la piratería, y en esta ocasión han descubierto que no solo los adultos incumplen la ley.
  

El grupo antipiratería CIAPC junto con las autoridades finlandesas han entrado en casa de uno de sus ciudadanos, mediante orden judicial, y han confiscado el ordenador portátil de su hija de 9 años -decorado con dibujos de Winnie the Pooh- pordescargarse contenido ilegal.
  

Según asegura TorrentFreak, días antes de la intervención, las autoridades enviaron una carta al padre de la menor alertándole de que su cuenta había sido rastreada y se había detectado una incidencia sobre intercambio de archivos online. En esa misma carta se le aconsejaba abonar 600 euros en concepto de multa y un documento de confidencialidad del asunto. Sin embargo, el padre de la niña se negó, por lo que las autoridades se personaron en su domicilio.
  

En el registro del domicilio se identificó que el ordenador desde el cual se habían realizado las descargas ilegales era desde el de su hija de nueve años por lo que procedieron a confiscar el portátil, que contenía archivos de música pop.
   "No hemos hecho nada malo con mi hija. Si los adultos no siempre saben cómo utilizar un ordenador o una web, ¿cómo se puede asumir que una niña de nueve años de edad sabe lo que está haciendo en un momento dado en la Red?", afirma el padre de la menor.