Confae y parlamentarios del PSOE se reúnen en busca de puntos en común

Miembros del Comité Ejecutivo de CONFAE han mantenido un encuentro con los políticos socialistas Pedro José Muñoz y José María Burgos, para abordar temas de plena actualidad como son los Presupuestos Generales del Estado para 2.016.

Juan Saborido, presidente de la Confederación, ha mostrado el malestar que existe en la organización por el trato discriminatorio que se está dando a Ávila. Para la CONFAE ya son varios años en los que nuestra provincia se sitúa en los últimos lugares en cuanto a inversiones del Estado se refiere. Asimismo, desde la CONFAE consideran que la Junta de Castilla y León dispensa un trato negativo e injusto a Ávila, lo que produce repercusiones desfavorables para el crecimiento económico y el empleo. 

 

Por otro lado, desde las filas socialistas cuestionaron unos presupuestos que tildaron "de electoralistas" por plantearse en vísperas de las elecciones. Los políticos del PSOE han mostrado su preocupación por la no inclusión en los PGE de algún capítulo para fijar población o para ofrecer prestaciones complementarias a parados sin cobertura.   

 

Consenso

Este encuentro ha servido para consensuar planteamientos en torno a la necesidad de que agentes económicos y sociales y entidades y representantes políticos, se reúnan en torno a una Mesa Institucional por Ávila, para perfilar posturas y suscribir compromisos capaces de propiciar un futuro de desarrollo y bienestar para nuestra provincia. 


Se intercambiaron opiniones sobre cuánto podría suponer para Ávila la lucha por incorporar a nuestra provincia un puerto seco y que podría constituir una excelente oportunidad para el crecimiento  industrial  así como para las actividades logísticas y de intercambio de mercancías.  
   

Finalmente, desde ambos organizaciones han buscado alternativas para solucionar el tránsito ferroviario con Madrid, favoreciendo la comunicación por carretera entre Ávila y la capital de España con la mejora de la carretera de el Espinar. Otro de los temas tratados fue la necesidad de buscar puntos coincidentes para que las marcas Carne de Ávila y Chuletón de Ávila puedan convivir en los mercados, donde prime la calidad de los productos autóctonos y el beneficio para los productores y demás sectores que intervienen en su puesta en valor.