CONFAE se alegra porque la situación laboral empiece a devolver la esperanza

Consideran que aún siendo la situación todavía muy complicada, poco a poco se vaya recuperando la confianza con datos positivos que hagan pensar que "definitvamente lo peor ya pasó".

Asimismo, siguen insistiendo en que para acelerar el inicio de la recuperación es indispensable no olvidar que las únicas que pueden generar empleo son las empresas.  Por eso, parece razonable que las decisiones que nos pueden asegurar la salida de la crisis y la recuperación serán aquellas que favorezcan la actividad empresarial y no las que la obstaculicen.

 

La actual coyuntura de la economía exige la culminación urgente de las reformas pendientes para consolidar y acelerar los recientes signos de recuperación.

 

En este sentido, el anuncio de las nuevas medidas de fomento del empleo, la apertura de vías alternativas de financiación para las pymes, o la inmediata aprobación del Plan Estratégico de Internacionalización de la Economía son, en principio, noticias positivas que mejorarán las condiciones para la actividad empresarial y la competitividad.

 


La tarifa plana de 100 euros mensuales en las cotizaciones por contingencias comunes a la Seguridad Social, que afectará a contratos nuevos e indefinidos  es una buena iniciativa, si bien sería precipitado valorar todo su alcance ahora, aseguran desde CONFAE. En todo caso, si cabe lamentar la ausencia de medidas que rebajen las actuales cargas tributarias y sociales que soportan las pymes, que actúan como poderosos frenos en la contratación, añaden.

 

Importante es también el anuncio sobre la modificación del IRPF, que entrará en vigor en 2015, por la repercusión que puede tener en la recuperación del consumo.