CONFAE hace una lectura negativa los datos del paro y se muestra preocupada por lo perjudicado que está el sector servicios

La Confederación Abulense de Empresarios asegura que ellos ya han hecho todo lo que tenían que hacer y ahora es el momento de que los representantes políticos creen un marco favorable para el desarrollo de actividades empresariales.

La Confederación Abulense de Empresarios (CONFAE) ha hecho su particular valoración de los datos del paro del mes de septiembre asegurando que "después de meses favorables para el empleo en nuestra provincia, con bajadas moderadas pero sostenidas del paro, de nuevo tenemos que hablar de un nuevo incremento del desempleo en Ávila durante el mes de septiembre. En concreto, la subida es de 230 personas, lo que supone un 1,43% respecto al mes anterior, situándose la cifra total de desempleo en 16.305 personas. No obstante, en lo que llevamos de año el paro ha descendido en Ávila en 1.360 personas".

 

Según los datos facilitados por el Servicio Público de Empleo esta mañana, apuntan "el paro en Ávila sigue siendo algo mayor en el colectivo femenino (8.519 desempleadas) que el masculino (7.786 desempleados). Respecto a la franja de edad, un mes más, el colectivo más perjudicado sigue siendo el de mayores de 25 años con 14.382 personas desempleadas, que representa más del 80 % del total".

 

Por sectores de actividad, señalan "como viene siendo habitual en los últimos tiempos, el sector servicios sigue siendo el que mayor desempleo acumula con 9.455 personas, le sigue el de la construcción con 2.856 personas, el del colectivo de 'sin empleo anterior' con 2.106 personas, el de la industria con 1.040 personas y, por último, el de la agricultura con 848 personas desempleadas".

 

En el resto de las provincias de la Comunidad, analizan "el mercado de trabajo se ha comportado de diferente manera, ha subido en todas las provincias, incluida Ávila, salvo en Soria, Valladolid y Zamora que ha bajado. Al final, a nivel regional el paro ha bajado en 176 personas, un -0,08 %respecto al mes anterior, por lo que la cifra total de desempleo se queda en 211.524 personas. En lo que llevamos de 2014, el paro ha bajado en Castilla y León 22.275 personas".

 

A nivel nacional, destacan "el paro también ha subido y lo ha hecho en 19.720 (0,45%) personas por lo que la cifra total de desempleo se sitúa al borde los cuatro millones y medio de parados (4.447.650). A pesar de este nuevo incremento, previsible por el fin de los contratos de verano, en lo que llevamos de año el paro ha bajado en España en 276.705 personas (-5,86%)".

 

En lo que respecta a la Seguridad Social, señalan que "a nivel nacional, la afiliación media alcanzó en septiembre los 16.661.703 ocupados, lo que supone 12.182 afiliados más que el mes anterior. Además, el número de cotizantes también ha mejorado en comparación con el año anterior y aumentado en 356.258 personas".

 

En definitiva, destacan "los movimientos del mercado de trabajo durante el mes de septiembre tienen lecturas negativas para la provincia de Ávila, las más de doscientas personas que han perdido de trabajo, lo perjudicado que sigue estando el sector servicios, de vital importancia para la economía provincial,  y algunas positivas como que durante el 2014 el paro ha ido poco a poco bajando y que las afiliaciones a la Seguridad Social han mejorado".

 

Y finalizan su análisis asegurando que "está claro que el aumento del paro, por la razón que sea, siempre es una noticia negativa, pero no por eso vamos a perder la esperanza de que  el empleo esté empezando a mejorar. Eso sí, los empresarios ya hemos hecho todos los esfuerzos que teníamos que hacer, ahora toca que nuestros representantes políticos creen un marco adecuado y favorable para el desarrollo de actividades empresariales, es decir, de oportunidades de empleo y de futuro. El papel del empresariado, siendo esencial, es limitado, los empresarios creamos empresas no políticas de empleo, de industrialización, de mejora de las infraestructuras, de rebaja de impuestos, de aranceles, etc. No somos los que decidimos sobre el destino de las inversiones que han de hacerse para favorecer el desarrollo económico y social. Por tanto, se necesita la participación de todos los agentes sociales, económicos y políticos para hacer de la recuperación y la creación de empleo una realidad palpable por todos los ciudadanos".