Condenado a 11 años por incendiar el edificio en el que vivía su madre

(Foto: Europa Press)

El relato de hechos probados señala que el condenado Luis C.G, confeccionó un artefacto con el fin de producir fuego en la casa y consciente de que las llamas se extenderían al resto del inmueble, según la Audiencia Provincial de Madrid.

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena dictada en pasado mes de abril por la Audiencia Provincial de Madrid que condenó a 11 años de cárcel a un hombre que hizo explosionar un artefacto compuesto por tres botellas de 'campingaz' frente a la muerta del piso de su madre en un edifico de la calle López de Haro de Madrid en mayo de 2013. El incendio obligó a desalojar todo el edificio.

  

El relato de hechos probados señala que el condenado Luis C.G, confeccionó un artefacto con el fin de producir fuego en la casa y consciente de que las llamas se extenderían al resto del inmueble, lo que efectivamente ocurrió causando daños materiales por casi 5.000 euros. El inmueble fue desalojado par evitar que los vecinos, entre ellos un bebé de dos años de edad, resultaran intoxicados.

  

El alto tribunal rechaza el recurso del condenado, que no discute los hechos objetivos relatados sino la participación en ellos de Luis G.C., que se deduce de diferentes indicios que son calificados de "pétreo armazon probatorio".

  

La resolución del Supremo añade que existió un peligro concreto para los vecinos y que debe tenerse en cuenta además la hora del suceso, que fue la una de la madrugada, lo que aumentó dicho peligro.

 

AMENAZAS NO PROBADAS

  

No se condena por amenazas al no poderse probar que días después el acusado se dirigiera a su madre y le dijese "que si no le daba los 100.000 euros la apuñalaría a ella y a su hija Ana Isabel, hermana del acusado".

  

En el momento de provocar el incendio, Luis estaba afectado de un trastorno paranoide de la personalidad que, sin embargo "no le impedía conocer y comprender la ilicitud de lo que hacía, aunque afectaba moderadamente a su capacidad para enjuiciar la realidad de modo adecuado".