Condenada a 6 años por rociar con gasolina y tratar de prender fuego a su hermana

Julia María amenazó de muerte a su hermana e intentó rociarla con la gasolina, prendiendo fuego después al combustible con un mechero y ayudándose de un periódico enrollado. El suceso se produjo en pleno centro de Vigo.

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, ha condenado a seis años de prisión a una mujer, Julia María G.V., como autora de un delito de homicidio en grado de tentativa, al intentar rociar a su hermana con gasolina y prenderle fuego.

  

La sentencia, que ya es firme y ha sido dictada este 18 de mayo 'in voce' por la sala tras la conformidad de las partes, tiene en cuenta la agravante de parentesco y la atenuante simple de anomalía psíquica de la acusada, quien padece un trastorno de personalidad que merma ligeramente su capacidad cognitiva y volitiva.

  

Asimismo, el tribunal ha impuesto una orden de alejamiento y prohibición de comunicarse de la acusada con la víctima durante 7 años, aunque no establece responsabilidad civil porque dicha víctima, finalmente, no sufrió daños.

  

Los hechos juzgados ocurrieron en febrero de 2015, en las inmediaciones del comedor social de las Misioneras del Silencio, en pleno centro de Vigo, cuando la acusada se aproximó a su hermana Ángela, "con ánimo de acabar con su vida", según los hechos admitidos ante el tribunal, y portando un recipiente lleno de gasolina.

  

Julia María amenazó de muerte a su hermana e intentó rociarla con la gasolina, prendiendo fuego después al combustible con un mechero y ayudándose de un periódico enrollado. La hermana logró escapar ilesa y refugiarse en una cafetería de la zona, hasta que llegó la Policía Local, que detuvo a la acusada gracias a la descripción de la víctima y de los testigos.