Condena mundial al ataque de Israel en aguas internacionales

Activistas retenidos. Los tres cooperantes españoles que viajaban en la flota asaltada están bien y a la espera de ser repatriados. Víctimas. El ataque deja al menos nueve muertos y numerosos heridos
AGENCIAS / JERUSALÉN

El número de heridos, varios en estado grave, asciende a 38 activistas internacionales y cinco soldados israelíes. Israel remolcó todas las embarcaciones de la flotilla y a sus pasajeros en condición de arresto.

El asalto a la flotilla, formada por seis embarcaciones que transportaban a más de 750 activistas de 60 nacionalidades además de un cargamento de 10.000 toneladas de ayuda humanitaria para la población de la franja, se produjo antes del amanecer. Alrededor de las 4.00 hora local (1.00 GMT) dos helicópteros del Ejército israelí con comandos de la unidad de elite de la Armada se posaron sobre la cubierta superior del Mavi Marmara, el barco más grande y cuyo abordaje desencadenó la tragedia. Testigos presenciales citados en los primeros momentos del ataque hablaron de que los comandos descendieron de los helicópteros disparando sobre la cubierta ocasionando el baño de sangre.

La versión del Ejército israelí es que un grupo violento de activistas recibió a los comandos con varas de acero, granadas de estruendo, navajas, cócteles incendiarios y otras armas con las que causaron graves heridas a dos de los primeros soldados. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, expresó su pesar por las víctimas del asalto, pero defendió su actuación asegurando que si no se hubieran defendido habrían muerto ya que fueron “atacados deliberadamente”.

Las trágicas consecuencias del asalto han desencadenado una ola de protestas y condenas en la comunidad internacional, obligando al primer ministro israelí a suspender la entrevista que tenía programada para hoy en Washington con Barack Obama. El Consejo de Seguridad de la ONU inició ayer su reunión de urgencia para tratar el asalto del ejército israelí contra la Flotilla de la Libertad, con la petición palestina de que haya “una respuesta decisiva” a Israel. La Unión Europea también condenó el uso de la violencia y pidió el lanzamiento de una investigación inmediata e imparcial sobre la operación israelí ejecutada.

Españoles retenidos
Los tres cooperantes españoles que viajaban en uno de los barcos atacados se encuentran bien y a la espera de ser repatriados a España de forma inmediata. El secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, confirmó que ninguno de los tres resultó herido. Garrido no pudo precisar la ubicación exacta de los españoles, pero fuentes de Exteriores precisan que dos funcionarios de la Embajada de España en Tel Aviv han partido hacia el puerto de Gaza, al que Israel está trasladando a los cooperantes. El Gobierno reclamó al embajador de Israel en España la inmediata repatriación de los tres españoles retenidos por las autoridades israelíes.