Concluye la primera Javierada de 2013 con menos peregrinos que el año pasado y sin incidencias destacadas

Peregrinos a Javier.
La Policía Foral ha contabilizado 1.250 turismos y 58 autobuses, con unos 7.900 caminantes frente a los 10.000 de 2012


PAMPLONA, 10 (EUROPA PRESS)

Con la celebración de los actos religiosos en la explanada del castillo ha finalizado este domingo la primera de las Javieradas de 2013, con menos peregrinos que el año pasado y sin incidencias destacadas.

El dispositivo asistencial coordinado entre la Agencia Navarra de Emergencias y la Cruz Roja Navarra ha atendido en total a 1.375 personas, 543 más que el año pasado, de las que el 88 por ciento tenían ampollas o les han sido aplicados lavados y masajes.

Han sido evacuados a centros de salud, sin requerir su posterior traslado a un hospital, 5 peregrinos (2 por esguinces, 2 por lipotimias y 1 tras sufrir una caída). Ninguna de las asistencias se ha debido a accidentes de tráfico, según ha informado el Gobierno de Navarra en una nota.

La Policía Foral ha contabilizado 58 autobuses y unos 1.250 turismos en los aparcamientos habilitados en las proximidades del castillo, lo que equivaldría a unas 7.900 personas. En 2012 fueron 72 los autobuses y alrededor de 1.600 los turismos, que habrían transportado aproximadamente a 10.000 personas hasta Javier.

Con motivo de las Javieradas, que concluirán con la misa que se celebrará el próximo sábado a las 17 horas ante el castillo, el Gobierno de Navarra ha preparado un dispositivo especial de tráfico y seguridad formado por la Policía Foral, la Agencia Navarra de Emergencias y personal de los departamentos de Salud y Fomento.

DISPOSITIVO DE LA POLICÍA FORAL

La Policía Foral participa en este dispositivo diseñado por el Gobierno de Navarra con 195 agentes que vigilan, principalmente, los cruces de carreteras y realizan controles preventivos de velocidad y alcoholemia con el fin de proteger a los peregrinos y garantizar la libre circulación de vehículos.

Los agentes, que están coordinados con la Guardia Civil, también controlan los accesos y salidas de los estacionamientos de Javier y están atentos a posibles retenciones de vehículos. En estas labores cuentan con el apoyo de un helicóptero del Gobierno de Navarra.

A los efectivos de la Policía Foral pertenecientes al Área de Tráfico y Seguridad Vial y a la Brigada de Medio Ambiente se suman agentes de la comisaría de Sangüesa, que también realizan funciones de seguridad ciudadana en la zona de Javier.

ANE, SALUD Y FOMENTO

La Agencia Navarra de Emergencias (ANE) ha instalado en la explanada del Castillo de Javier el Puesto de Mando Avanzado. Desde este camión, dotado con las últimas tecnologías en materia de comunicaciones, se han coordinado los servicios actuantes (Protección Civil, DYA, Cruz Roja, voluntarios, radioaficionados, Guardia Civil y Policía Foral). Asimismo, la ANE ha atendido desde el Centro de Gestión de Emergencias 112-SOS Navarra todas las llamadas y avisos que se producen con motivo de las Javieradas.

Por su parte, el departamento de Salud ha puesto a disposición de los peregrinos dos médicos y dos enfermeras de guardia en el Centro de Salud de Sangüesa y un vehículo identificado por si los equipos médicos debían desplazarse a las vías de acceso a Javier.

Finalmente, el departamento de Fomento ha colaborado en la colocación de señalizaciones, tanto las que orientan a los peregrinos como las referentes a restricciones que afectan a los vehículos. También ha realizado labores de desbroce, limpieza de márgenes y mejora del entorno de las carreteras por las que transcurrirá la peregrinación.

La Policía Foral ya ha reabierto al tráfico la carretera local que une Sangüesa con Javier, la NA-5410, entre el hotel Yamaguchi de Sangüesa y la rotonda de Banderas de Javier, que permanecía cerrada desde las 15 horas de este pasado sábado para posibilitar que fuera usada exclusivamente por los peregrinos. Mientras ha durado el corte el acceso rodado al castillo se hacía por la carretera que une Yesa con Javier (NA-5410).