Con Zidane vuelve la alegría al Real Madrid

Real Madrid

El cuadro blanco golea al Deportivo y se reconcilia con su afición.

 

FICHA TÉCNICA

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Ramos (Varane, min.46), Marcelo; Kroos, Modric, Isco (James, min.65), Bale (Jesé, min.73), Cristiano Ronaldo y Benzema.

DEPORTIVO: Lux; Fernando Navarro (Luisinho, min,66), Juanfran, Sidnei, Arribas, Luis Alberto; Mosquera, Bergantiños, Fede Cartabia (Jonás, min.46), Fayçal (Oriol Riera, min.66) y Lucas Pérez.

GOLES:

1 - 0, min.15, Benzema.

2 - 0, min.23, Bale.

3 - 0, min.48, Bale.

4 - 0, min.63, Bale.

5 - 0, min.90, Benzema.

ÁRBITRO: Pérez Montero (Comité andaluz). Amonestó con tarjeta amarilla a Mosquera (min.64) y Arribas (min.69) en el Deportivo.

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

El Real Madrid de Zinedine Zidane ganó con brillantez al Deportivo de la Coruña (5-0) gracias a un 'hat-trick' de Gareth Bale, el mejor de la noche, y a un doblete de Benzema, que abrió la cuenta de tacón en un partido que devuelve la alegría a la Casa Blanca y que permite seguir en la pelea por el liderato a falta de una vuelta para la conclusión del campeonato.

La fiesta fue completa para el Real Madrid, cuya jugada de colocar a Zidane como jefe del barco no pudo tener mejor respuesta. Ni la tímida lluvia impidió gozar a un Bernabéu que ya no se acuerda de Rafa Benítez y que encomienda toda su fe al liderazgo de 'Zizou', el gran protagonista este sábado --con permiso de Bale--. El expreso de Gales firmó uno de los mejores partidos desde que llegó a la capital de España.

Poco tardó el Real Madrid en plasmar su superioridad y en dejar claro que las intenciones, con Zidane en el banquillo, son otras. La apuesta del francés por sacar el balón jugado y la alegría en los metros finales fueron constantes que terminó por sufrir un Deportivo más que decente y más que valiente. Lucas Pérez, su jugador franquicia, dio buena cuenta en dos ocasiones que pudieron haber amargado la fiesta de Chamartín.

A los 10 minutos se topó con Keylor Navas en un mano a mano y -a la media hora-- con un disparo cruzado que no escondió sus intenciones. El Depor desperdició su atrevimiento y el Madrid, por contra, sacó el puñal a la primera de cambio. Benzema marcó de tacón el primer gol de la 'era Zidane' aprovechando un remate de Sergio Ramos a la salida de un córner.

De francés a francés, pese a la dudosa posición de Bale, el '9' blanco devolvió a su compatriota el cariño recibido dos temporadas atrás y no dejó de trabajar en la recuperación. La cuesta se había inclinado con más facilidad de la esperada y los pitos de hace un par de semanas dieron paso a los aplausos. El Bernabéu se vistió de fiesta después de muchos meses sin 'chicha ni limoná'.

Isco repartió confeti y Modric se encargó de taponar cualquier salida herculina. Todo fue sobre ruedas, mucho más cuando Bale marcó el segundo tras un sensacional centro de Carvajal, uno de los cambios tras la salida de Benítez. El cabezazo del galés terminó por tumbar a los pupilos de Víctor Sánchez del Amo, que en la segunda parte languidecieron sin la frescura del comienzo.

CRISTIANO, SIN PREMIO

Para colmo deportivista, Bale encañonó a Lux -a pase de Cristiano-- el 3-0 y a la hora de partido, el cuarto. Un gol de cabeza, con un salto superlativo, que terminó por castigar al cuadro coruñés. Los gallegos, que reclamaron un penalti de Carvajal por mano, entregaron la cuchara en los minutos finales, cuyo único cometido para su rival pasaba por dar el balón a CR7.

El portugués, que no soporta no alimentar su ego cada jornada, se peleó consigo mismo para conseguir el quinto, que lo acabó marcando Benzema con un disparo violento. La fiesta concluyó con perdices para los blancos y un nuevo camino por recorrer: el que marca Zidane, cuya llegada ha generado una ingente cantidad de moral.