Con Messi y Neymar, el Barça sonríe en el Gamper

Messi y Neymar

Luis Enrique afina sus estrellas antes de la Supercopa.

El FC Barcelona dejó este miércoles en casa la 50ª edición del Trofeo Joan Gamper con una victoria (3-0) sobre la AS Roma que supuso la vuelta a escena del tridente local, unos Messi, Suárez y Neymar, que devolvieron la sonrisa al aficionado culé tras una pretemporada errante y antes de jugarse ante el Sevilla la Supercopa de Europa.

Noche de presentación sin nada nuevo que ofrecer. La sanción de la FIFA ha impedido al cuadro culé estrenar jugadores hasta el próximo año, por lo que Aleix Vidal y Arda Turan sólo saludaron antes del partido que tradicionalmente presenta al Barcelona ante su público. Nada nuevo o más de lo mismo, algo que en este caso son buenas noticias en la Ciudad Condal. Volvió la 'MSN' y con ella la alegría culé.

El Camp Nou se vistió de gala y más al confirmar la titularidad de los tres ejecutores de Europa la pasada temporada. Los mayores culpables del triplete azulgrana saltaron de inicio y la Roma pronto sufrió en carnes el cambio de imagen culé. Y es que la pretemporada, con tres derrotas en los últimos tres partidos (United, Chelsea y Fiorentina), dejó dudas en la convicción azulgrana, especial en defensa.

Messi y Neymar, junto a un Alves y Mascherano que también saltaron de inicio, se incorporaron la pasada semana al trabajo. Tras perderse la preparación con sus compañeros, los dos estiletes de Luis Enrique, junto a un Suárez que aprovechó la pretemporada en la que no pudo participar el año pasado, demostraron seguir en otra liga. Al Barça le faltaban piezas y este miércoles se dejaron notar.

Desde el primer minuto, el ritmo y la creación azulgrana en ataque fue distinto. Neymar, Suárez y Messi se buscaron y el argentino tuvo dos claras ocasiones en los primeros minutos. La Roma logró sacudirse el acoso manteniendo el balón, pero los chispazos de los locales encumbraron al meta Szczesny como el mejor de los italianos. Al final fue otro clásico, una diagonal de Messi a la banda izquierda para Mathieu y éste para Neymar, lo que abrió el marcador (1-0).

Sin Iniesta de inicio, Rakitic --que apunta a mejorar su exitoso primer año-- y Rafinha aportaron a un ataque con autonomía y jerarquía propia. Además, las carreras de 'Masche' en defensa hacían olvidar los descuidos de la pretemporada. El Camp Nou comenzaba a ver las cosas en su sitio, más si cabe con el gol de Messi antes del descanso.

El argentino, falto de preparación, dosificó sus movimientos, aunque el pique con Mapou, cabeza con cabeza y amarilla para ambos, le dio un punto más para oler la sangre rival. La conexión al borde del área que empezó Suárez por la banda derecha, con Alves y después a Neymar, terminó con el '10' rematando a puerta. Un gol para bajar los humos a la Roma y para el disfrute de un tranquilizado seguidor azulgrana.

Ya la segunda mitad quedó para anécdotas con los muchos cambios en ambos equipos. Tras un reinicio más tranquilo, hasta el minuto 60 aguantó la tripleta de gala de Luis Enrique. Entraron en escena los jóvenes Munir, Sandro y Halilovic, además de Bravo, Piqué, Alba --que se retiró con molestias tras sólo unos minutos-- Iniesta y Pedro. El tinerfeño se llevó la ovación más generosa.

La salida de 'Pedrito' parece cantada y la afición que puede haberle visto por última vez acompañó por enésima vez los eléctricos intentos del canario por encontrar el gol. Fue Rakitic quien lo hizo, con un tremendo disparo desde fuera del área. El Barcelona se quedó con el Gamper y con las buenas sensaciones que ofrece la MSN, la conexión que buscará el martes en Tiflis sumar el cuarto título.

Antes de que el balón comenzase a rodar, el aficionado culé disfrutó de un espectáculo de música y fuegos artificiales. Fue el preámbulo de la presentación del cuerpo técnico y jugadores, uno por uno hasta los cuatro capitanes: Mascherano, Sergio, Messi e Iniesta. El Gamper unió lo que separó el verano, una presentación oficial y el último test antes de la Supercopa.

 

Noticias relacionadas