¿Cómo combatir el cansancio?

Cansancio (Foto: E. P)

Todos sufrimos de cansancio en algún momento de la vida pero si comienzas el día con fuerza y a media tarde casi no puedes con tu cuerpo quizás es buen momento para que tomes algunas medidas sencillas para relanzar tu energía.

Todos sufrimos de cansancio en algún momento de la vida pero si comienzas el día con fuerza y a media tarde casi no puedes con tu cuerpo quizás es buen momento para que tomes algunas medidas sencillas para relanzar tu energía.

 

Según señalan desde el blog dirigido a pacientes de la Escuela de Medicina de Harvard siempre hay que descartar con una visita al médico la existencia de una posible causa patológica del cansancio, pero descartada esta posibilidad los facultativos americanos aconsejan desde su web los siguientes consejos para 'recargar las baterías':

 

1. Controla tu ritmo

 

Si eres una persona ambiciosa probablemente no te guste parar pero no deberías arriesgarte a una sobrecarga. Por ejemplo, en vez de consumir todas tus energías en dos horas, distribúyelas entre las tareas de la mañana, las de la tarde y las actividades de la noche, con descansos y comidas entre ellas.

 

2. Da un paseo o toma una siesta

 

Nada hay más satisfactorio que una siesta corta cuando estás agotado, apuntan los estadounidenses. Sin embargo, si tienes problemas para dormir por la noche, las siestas pueden empeorar el insomnio. Si este es tu caso, haz ejercicio. Levántate y camina alrededor de la manzana o al menos ponte de pie y muévete un poco. Si no padeces insomnio disfruta de una siesta de unos 20 a 30 minutos.

 

3. Deja la mayoría de suplementos

 

Puede que hayas oído hablar de los suplementos reforzadores de energía o "antienvejecimiento". No existen evidencias científicas de que funcionen.

 

* Dehidroepiandrosterona (DHEA): es una hormona que genera de forma natural el cuerpo humano pero no existe evidencia de que tenga beneficios reales en forma de suplemento y se desconocen sus posibles efectos secundarios.

 

* Hierro: el hierro sólo mejora la energía si tienes una deficiencia clara, algo que puede comprobar un médico con una prueba sanguínea. De otro modo, no necesitarías tomarlo y tomar demasiado hierro puede ser perjudicial.

 

* Vitaminas B: es cierto que las vitaminas B (B1, B2, B6, b12) ayudan al cuerpo a convertir los alimentos en la forma de energía que necesitan las células pero tomar más vitaminas B no ofrece una energía extra a las células.

 

4. Recarga energía de forma sabia

 

Un bollo de la pastelería te proporciona muchas calorías, pero tu organismo tiende a metabolizarlas rápido y puedes terminar con un preocupante nivel de azúcar en sangre y cansancio. Se mantiene un nivel de energía constante comiendo proteína magra e hidratos de carbono no refinados. Prueba con yogur desnatado con algo de frutos secos, pasas y miel. El cuerpo gasta esta mezcla de proteínas, fibra y carbohidratos de forma más gradual.

 

No te saltes tampoco comidas. Tu cuerpo necesita un cierto número de calorías para llevar la carga diaria de trabajo. Es mejor espaciar las comidas para que el organismo consiga la nutrición que necesita a lo largo de todo el día.