Comienza la protección de los restos arqueológicos de Cerro Cepero de Baza (Granada)

Yacimientos de Baza
El Ayuntamiento de Baza (Granada) ha anunciado que algunos restos arqueológicos de Cerro Cepero están siendo protegidos de la erosión mediante lonas y zahorra en el marco de los trabajos realizados en esta zona arqueológica de Basti con fondos del Plan de Fomento de Empleo Agrario Especial (PFEA).
BAZA (GRANADA), 08 (EUROPA PRESS)



En estos primeros 20 días de intervención, también ha comenzado el cribado de tierra procedente de las antiguas excavaciones que realizó el arqueólogo Francisco José Presedo en la necrópolis de Cerro Santuario, donde halló la Dama de Baza.

Se trata de las primeras actuaciones en este yacimiento desde el hallazgo de la Dama de Baza en 1971, a las que se sumarán otras en Cerro Cepero.

La delegada de Cultura y Educación de la Junta en Granada, Ana Gámez, se ha desplazado este viernes a la zona para comprobar el desarrollo de estas labores y abordar la necesidad de hacer modificaciones al proyecto inicial del PFEA con el objetivo de mejorar la protección de los yacimientos.

De este modo, antes de que finalice el mes de abril se solicitará una ampliación de las actuaciones previstas para que se contemple el vallado de la parcela 234 de Cerro Cepero para evitar que tanto personas como animales puedan transitar por el espacio que se ha acondicionado.

Durante los próximos tres meses trabajarán un 60 personas bajo la supervisión de un arqueólogo que ha participado en otras excavaciones arqueológicas en la ciudad íbera de Basti.

En Cerro Santuario se acomete el tamizado (cribado) de las terreras acumuladas por las excavaciones de Francisco Presedo entre 1968 y 1971, mediante la extracción manual para evitar posibles alteraciones de los materiales a recuperar y de la propia topografía original del yacimiento.

Esto se completará con la elaboración de una topografía precisa y reestudio de las estructuras documentadas por Presedo para la correcta identificación de cada una de las estructuras funerarias recuperadas, de cara a su posterior puesta en valor y visita pública.

En una parte de Cerro Cepero ya se ha limpiado manualmente la vegetación que ha crecido desde la última excavación arqueológica y se tratará con herbicidas toda la zona de trabajo, además de retirar la tierra acumulada hasta llegar a los niveles originales de excavación de la última campaña de actuación en el yacimiento.

A esta labor se sumará la recogida y clasificación de material disgregado de origen arqueológico y la consolidación mediante morteros de reposición, resinas, consolidantes y otros métodos al uso, según las características de cada área de trabajo, especialmente de las estructuras de muros y niveles de suelos de ocupación recuperados.