Comienza a dispensarse en la sanidad pública el primer fármaco de segunda generación contra la hepatitis C

Será comercializado por Janssen con el nombre de 'Olysio'.

El fármaco Simeprevir, comercializado por Janssen con el nombre de 'Olysio', va a estar disponible en el Sistema Nacional de Salud (SNS) a partir de este viernes, 1 de agosto, y tendrá un coste de unos 25.000 euros por tratamiento.

 

Este medicamento está dirigido, especialmente, a los pacientes con los genotipos 1 y 4 de la hepatitis C y, según los diversos ensayos realizados, cuando se combina con otros fármacos tiene una eficacia de hasta el 92 por ciento.

 

La financiación de 'Olysio' se ha producido tras un acuerdo entre Janssen y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y que ha tenido como objetivo permitir que la mayor parte de los pacientes puedan ser tratados.

 

"Hay un techo de gasto, de forma que las comunidades autónomas sólo se podrán gastar equis cantidad de dinero, que es el que han tenido el año pasado para el tratamiento de la hepatitis C. Pero no habrá techo de enfermos, y todos los que requieran el tratamiento será abonado por el laboratorio", señaló la pasada semana en el Congreso el presidente de la Comisión de Sanidad y diputado del PP, Mario Mingo.

 

De hecho, la compañía informó de que, en el caso en el que el tratamiento sea superior al presupuesto fijado por el departamento que dirige Ana Mato, correrá con los costes del mismo para que, así, simeprevir llegue al mayor número de pacientes posibles.

 

En concreto, 'Olysio' es el primer agente antiviral directo de segunda generación que se aprueba en España para tratar la infección de la hepatitis C crónica y cuya eficacia alcanza tasas de hasta el 92 por ciento en los distintos tipos de pacientes y en función de la pauta administrada.

 

La dosis recomendada es una cápsula de 150 miligramos una vez al día durante doce semanas, reduciendo así el tiempo de tratamiento comparado con el resto de terapias. Además, este medicamento puede administrarse en una pauta de triple terapia, que incluye interferón pegilado y ribavirina, tanto en pacientes que nunca habían recibido tratamiento precio como en los que ha fracasado el tratamiento anterior.

 

Asimismo, la indicación también incluye a este fármaco como parte de un régimen terapéutico sin interferón, de doce semanas de duración, donde se incluyen dos antivirales de acción directa con o sin ribavirina, dirigido a los pacientes infectados con el genotipo 1 o 4 de la hepatitis C y que son intolerantes, o no reúnen las condiciones, para el tratamiento con interferón.

 

Del mismo modo, en los estudios se ha observado cómo la respuesta al tratamiento, tras cuatro semanas de terapia, ha permitido en un 90 por ciento de los casos predecir las probabilidades de éxito de la terapia y, con ello, tomar la decisión de proseguir o no con su administración.

 

Por otra parte, el PSOE, ante la entrada en el SNS de 'Olysio', ha registrado en el Congreso una batería de preguntas, a las que ha tenido acceso Europa Press, en las que cuestionan cuándo va a estar incluido en la prestación farmacéutica, y cuál es el precio de venta del laboratorio que se ha acordado.

 

Además, los socialistas han preguntado al Ejecutivo si ha previsto cuál va a ser el impacto económico que este medicamento va a tener para cada una de las comunidades autónomas y para el total del SNS; si va a explicar "con todo detalle" el acuerdo alcanzado con Janssen; y si tiene pensado compensar a las comunidades por el gasto que van a tener que asumir al incluir simeprevir en la prestación farmacéutica.