Colombia se estrena a lo grande y 'olvida' a Falcao

Pekerman sorprendió con un once inicial en el que destacó la ausencia de Bacca o Jackson Martínez como referencias atacantes y con la inclusión de Ibarbo como extremo izquierdo.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

COLOMBIA: Ospina, Zúñiga, Zapata, Yepes, Armero (Arias, min.74), Abel Aguilar (Mejia, min.70) Carlos Sánchez, Cuadrado, James Rodríguez, Teo Gutiérrez (Jackson Martínez, min.76) e Ibarbo.

  

GRECIA: Karnezis y Maniatis, Manolas, Samaras, Kone (Karagounis, min.78), Salpingidis (Fetfatzidis, min.56), Torosidis, Gekas (Mitroglou, min. 64), Sokratis, Cholevas y Katsouranis.

 

GOLES:

   1 - 0, min.5, Armero.

   2 - 0, min.58, Teo.

   3 - 0, min.93, James.

  

ÁRBITRO: Mark W. Geiger (USA). Amonestó a Carlos Sánchez (min.25) por parte de Colombia. Y a Papastathopoulos (min.53) y Salpingidis (min.55) en Grecia.

  

ESTADIO: Estadio Mineirao (Belo Horizonte).

La selección de Colombia se llevó la victoria ante Grecia (3-0) en el debut de ambos equipos en el Mundial de Brasil, en un choque dominado por el combinado sudamericano y que se decidió con los tantos Pablo Armero, Teófilo Gutiérrez y James Rodríguez, que fueron los encargados de sumar los primeros tres puntos en el casillero de los cafeteros dentro del Grupo C.

  

Tras 16 años esperando, Colombia volvió a un Mundial de la mejor manera posible. 30.000 camisetas amarillas poblaron las gradas del Estadio Mineirao de Belo Horizonte animando a una selección que respondió desplegando un juego muy ofensivo y que acabó celebrando tres goles a pesar de las dudas iniciales que provocó la baja de la estrella atacante Radamel Falcao.

  

osé Pekerman sorprendió con un once inicial en el que destacó la ausencia de Bacca o Jackson Martínez como referencias atacantes y con la inclusión de Ibarbo como extremo izquierdo. Sin embargo no se confundió el técnico argentino, que organizó un férreo once inicial que no tardó en apabullar a la zaga griega.

  

Pronto comenzó mandando el combinado sudamericano, que se adelantó a los cinco minutos tras una gran jugada de Cuadrado que mandó el balón al lateral del West Ham United, Pablo Armero, que vio como la fortuna se ponía de su lado después de que su disparo rebotara en Manolas y se desviara lo suficiente para que Karnezis no llegara al despeje.

  

Con el tanto, la selección cafetera siguió con el asedio a la portería griega. Con Ibarbo y James Rodríguez por los extremos, apoyados por Cuadrado y Armero, Colombia aprovechó la superioridad por las bandas para seguir destrozando una zaga griega que se desmoronaba con cada ataque rival.

  

Por suerte para los de Fernando Santos, con el paso de los minutos Grecia se fue acomodando en el partido y comenzó a tentar la portería de los sudamericanos. Samaras y Torosidis de cabeza, fueron los primeros en buscar el empate, pero fue Kone cerca del minuto 45 el que vio como Ospina mandaba a córner la ocasión más clara de los helenos.

 

TEO Y JAMES SENTENCIAN A UNA GRECIA CON LA PÓLVORA MOJADA

  

Ya en el segundo tiempo, los de Pekerman salieron con más tranquilidad y orden al terreno de juego. Grecia seguía tratando de llevar la iniciativa que le había otorgado el combinado sudamericano, pero la caótica línea atacante de los helenos le hacían estrellarse continuamente con el muro defensivo de los colombianos.

  

Sin embargo, pese a los intentos de los europeos, de nuevo fue el combinado dirigido por Pekerman el que volvió a encontrarse con la suerte del gol. Tras un saque de esquina que prolongó Abel Aguilar al punto de penalti, Teófilo Gutiérrez aprovechó un hueco en el entramado defensivo Griego para meter la pierna y subir el segundo tanto de los cafeteros al marcador de Belo Horizonte.

  

Las esperanzas helenas murieron tras el gol, pero el equipo siguió incansable en busca de la portería de Ospina. Gekas se encontró con el larguero en la ocasión más clara de los de Fernando Santos y más tarde fue Samaras el que vio como el balón no era capaz de meterse entre los tres palos de la meta sudamericana.

 

Con Grecia volcada en ataque, James Rodríguez cerró el debut soñado de la tricolor en el Mundial con el tercer tanto, y que subió los primeros tres puntos al casillero de un combinado colombiano que ya sueña con allanar el pase a octavos ante Costa de Marfil.