‘Colapso’ en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles

Izquierda Unida denuncia que el cierre de estancias hospitalarias y los recortes emprendidos en los últimos días están provocando a algunos pacientes esperas de cerca de 48 horas a la espera de poder ser ingresados.

Izquierda Unida de Ávila denuncia el estado de colapso en el que se encuentra en estas fechas el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles, colapso derivado por el repunte de la gripe y la ausencia de camas suficientes para poder dar cabida a pacientes que, según han podido trasladar los pacientes de propia mano a la formación de izquierdas, “están tardando casi 48 horas en ser ingresados en planta”. Y es que los recortes emprendidos en su momento en las instalaciones sanitarias abulenses han llevado al hospital a carecer de la capacidad suficiente como para abordar una situación semejante.


“Las noticias que nos han llegado, de manos de los propios afectados, es de colapso total” señala José Alberto Novoa, coordinador provincial de Izquierda Unida ante una situación “ciertamente preocupante”. Según las informaciones trasladadas el incremento del ‘pico’ de la gripe, especialmente entre personas mayores, han llevado a superar la capacidad de ingresos en el hospital de Nuestra Señora de Sonsoles. “Aunque el personal hace lo que puede, tenemos constancia de que el llamado hospital de día, donde se atienden media docena de pacientes a la espera de una habitación libre para su ingreso, lleva varios días saturado. Algunos enfermos están tardando más de 48 en obtener una habitación desde que se les decreta el ingreso” explica Novoa. Con el colapso del hospital de día “los boxes de urgencias no pueden ser desalojados, salvo que se opte por dejar a los pacientes en los pasillos, lo que ha llegado  a ocurrir en varias ocasiones”. A mayores “cuando se decreta el ingreso, éstos se están realizando sin organización alguna”. Según se ha podido trasladar desde los propios facultativos, “está ocurriendo que en diversas plantas haya personas con patologías diferentes y que deberían estar en otras plantas”. Una situación que está derivando en problemas de organización entre el propio personal médico y de enfermería, que deben buscar a sus pacientes por las distintas plantas.


A mayores Izquierda Unida ha recibido “con preocupación” las advertencias desde miembros del propio Hospital Nuestra Señora de Sonsoles ante la caída de suministros como vendas, tapones para vías, almohadas para las camas, etc...