COAG y UPA solicitan a la ConsejerĂ­a que se reduzca a cinco meses, para 2012, el periodo de retenciĂłn de las colmenas acogidas a la Ayuda Agroalimentaria

"El aĂąo 2012 se puede considerar excepcional por las condiciones climatolĂłgicas tan adversas que se arrastran en nuestro paĂ­s y en Castilla y LeĂłn desde el otoĂąo pasado"

La `ALIANZA POR LA UNIDAD DEL CAMPO UPA-COAG ha solicitado a la Consejera de Agricultura y GanaderĂ­a de la Junta de Castilla y LeĂłn, que con carĂĄcter excepcional y por imperativo de las condiciones climatolĂłgicas del presente aĂąo, permita una reducciĂłn del perĂ­odo de retenciĂłn a cinco meses consecutivos en las colmenas acogidas a la ayuda agroambiental de apicultura para la mejora de la biodiversidad, tal como se ha tenido en consideraciĂłn en el caso de las vacas nodrizas. Actualmente el periodo de retenciĂłn que establece la Orden AYG/836/2007, de 4 de mayo, es de seis meses.

El mantenimiento de las colmenas en Castilla y LeĂłn en el mes de noviembre, Ăşltimo mes del periodo de retenciĂłn, no supone realmente una mejora de la biodiversidad en nuestra Comunidad AutĂłnoma ya que no existe apenas flora melĂ­fera para llevar a cabo la polinizaciĂłn por parte de las abejas, y sin embargo produce en las colmenas unos efectos muy negativos al no disponer del suministro de alimento necesario para su supervivencia a la vez que tienen que soportar unas condiciones climĂĄticas muy adversas, lo que genera un debilitamiento en las colmenas que desemboca en algunos casos en la muerte de las colonias de abejas y un grave perjuicio econĂłmico en los apicultores que deben asumir esas pĂŠrdidas en su explotaciĂłn apĂ­cola, ademĂĄs de incrementarse los gastos que se derivan de la alimentaciĂłn de las colmenas, teniendo en cuenta que la producciĂłn de miel de este aĂąo se ha visto muy reducida.

Desde que se puso en marcha esta medida agroambiental en Castilla y LeĂłn, el sector apĂ­cola ha venido insistiendo a la DirecciĂłn General de PolĂ­tica Agraria Comunitaria en la necesidad de reducir este periodo de retenciĂłn a cinco meses consecutivos sin obtener una respuesta positiva desde la misma.

Sin embargo, el aĂąo 2012 se puede considerar excepcional por las condiciones climatolĂłgicas tan adversas, aĂşn mĂĄs graves si cabe que en aĂąos anteriores, con una pertinaz sequĂ­a arrastrada desde octubre de 2011 que ha producido el agotamiento de los pastos y la escasez o menor calidad de los forrajes, motivo por el cual este aĂąo previa peticiĂłn de EspaĂąa, la ComisiĂłn Europea ha concedido la reducciĂłn de seis a cinco meses del periodo de retenciĂłn en la prima por vaca nodriza y la prima nacional adicional por vaca nodriza. Esta situaciĂłn es extrapolable a todas las ganaderĂ­as, incluidas las colonias de abejas, que tienen una dependencia absoluta de las condiciones del campo, por lo que las medidas excepcionales aplicables a las vacas nodrizas tambiĂŠn deberĂ­an implementarse en el caso de la apicultura.