Clemente cifra en 1.400 los empleos mantenidos en los últimos años en 17 empresas agroalimentarias

Ángel Hernández y Silvia Clemente en la sede de CC.OO.
La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha cifrado en 1.400 los empleos mantenidos en los últimos años gracias a más de 17 actuaciones realizadas en empresas agroalimentarias que pasaban por dificultades, labor en la que ha destacado el apoyo y colaboración de Comisiones Obreras.
VALLADOLID, 30 (EUROPA PRESS)



Clemente se ha expresado así durante la inauguración del III Congreso de la Federación Agroalimentaria de Comisiones Obreras, organización a la que ha alabado por su posición "muy activa, decidida y delicada" a la resolución de los conflictos en empresas del sector. Al acto ha asistido también el secretario autonómico de Comisiones, Ángel Hernández.

En este marco, la consejera ha hecho balance de lo que se ha llevado a cabo en una legislatura, desde 2007, y aunque la Federación Agroalimentaria de Comisiones se constituyó en 2008, ha señalado que Juan Manuel Ramos ha estado al frente de todos los asuntos que les han ocupado en los últimos años, "un tiempo en el que se ha padecido una crisis económica que agudizado e incrementado los casos en los que dificultades".

En este tiempo, ha explicado que se ha actuado en más de 17 empresas de manera "directa", mediante intervenciones con ayudas de salvamento, avales directos para liquidez o préstamos directos, por ejemplo, en casos como los de Hibramer, Elgorriaga, Seda, Proinserga en Segovia y Palencia, Panrico. En total, ha afirmado que se han mantenido 1.400 empleos.

Silvia Clemente ha destacado que en todo estos casos ha habido una acción directa de Comisiones y ha incidido en que en cinco de estas empresas el sindicato tiene mayoría. A este respecto, ha añadido que siempre ha habido una buena colaboración en todos aquellos conflictos en los que el comité de empresa ha tenido que colaborar en la toma de decisiones.

Así, ha afirmado que la labor del sindicato es trabajar en la defensa de los derechos de los trabajadores, pero buscando el mantenimiento del empleo como "objetivo principal".

La titular de Agricultura y Ganadería ha explicado que ha habido casos "especiales" en los que la dificultad ha determinado soluciones "específicas" porque la Consejería también ha desarrollado otras líneas globales con convocatorias de préstamos, pero en algunas circunstancias ha habido que "sentarse a hablar" con el comité de empresa, tomar decisiones con las ayudas de salvamento o reestructuración y "tener una relación estrecha, que se puede visualizar en algunas empresas".

Entre ellas está el caso concreto de la productora de huevos Hibramer, que supuso una intervención directa, y que ahora tiene que cumplir la normativa de bienestar animal, de manera que hay que adaptar las jaulas de las gallinas, algo que tiene un coste muy elevado, ya que no se había hecho nada en este sentido. Para ello, la Consejería ha manifestado su compromiso pero a la vez la empresa tendrá que contratar prioritariamente a los trabajadores que habían cesado.

MEJOR COMPORTAMIENTO EN CRISIS

A pesar de la situación de crisis, en la que se podían haber producido mayores dificultades, la consejera ha destacado que el sector agroalimentario ha resistido mejor que el resto de la industria, algo que demuestra el hecho de que la actividad económica y el número de empleos en los últimos años, entre 2007 y 2010, hayan crecido un 6 por ciento, mientras que han bajado un 10 por ciento en el conjunto del sector industrial. "Se habla de un sector con un comportamiento mucho más sólido, más fuerte, que el del resto de la industria", ha agregado.

En esta línea, ha incidido en que la agroalimentación tiene un peso específico muy destacado dentro del sector industrial, con 9.000 millones de facturación anuales, más del 27 por ciento del negocio del sector industrial y más de 36.000 empleos, lo que supone superar el doble de la automoción, que tiene en torno a 15.000.

Por otro lado, en referencia a la labor de Comisiones Obreras, Clemente también ha destacado la buena colaboración en el Observatorio de la Industria Agroalimentaria, en cuyo marco también ha sido "muy estrecha" con UGT y Cecale para desarrollar trabajos que permitan avanzar en la competitividad del sector.

Precisamente se ha decidido continuar con el Observatorio, ha asegurado la consejera, y se va a dotar con una partida para este año y el siguiente.

También ha incidido en la "intervención directa" de Comisiones y la petición de información y participación en todo lo que fuera posible en la remolacha, el sector del azúcar, o más recientemente en algo que les ha tenido "muy preocupados" como la defensa del sector ibérico ante la nueva norma de calidad que quiere "dictar" el Ministerio.

Por su parte, el actual secretario de la Federación Agroalimentaria de Comisiones, José Manuel Ramos, que continuará en el cargo al ser el único candidato en el Congreso, ha agradecido la presencia de la consejera y ha ratificado su implicación en el sector, al tiempo que ha asegurado que no ha faltado la "tensión" en abordar los diferentes problemas porque se habla de "muchos empleos y trabajadores que han sufrido la situación".

Ramos ha asegurado que el Congreso que hoy se ha celebrado es "humilde, sencillo, austero" y llega marcado por cohesión interna, ya que se han consolidado y van a salir "muy reforzados" para afrontar estos tiempos de crisis, un ciclo que esperan que cambie.

El resultado de este Congreso, ha asegurado, será la "optimización y mejora" de los recursos para poder acercarse a los empleados en los centros de trabajo, de manera que la organización sea "más próxima" y tenga una presencia activa para que los trabajadores les sientan de nuevo y les sigan avalando como primera fuerza sindical en el sector.