Claves para superar la perdida de un ser querido

Cementerio, duelo, flores

Perder a un ser querido es una de las situaciones más difíciles que puede vivir una persona. Vivimos en una sociedad donde no estamos familiarizados con la muerte, por lo que nuestra reacción más lógica ante la pérdida es el sufrimiento, la angustia y el rechazo. 

 Para poder gestionar ese profundo dolor, y de la mano de la quiropráctica y escritora Roser de Tienda te traemos las claves para hacer frente a la ausencia de un ser querido.

A los seres humanos nos encanta la vida, la compañía, estamos hechos para establecer lazos de amor y amistad con los que nos rodean. Somos seres sociales por naturaleza.

Creamos familias, criamos a nuestros hijos, tenemos buenos amigos y disfrutamos de su compañía. La vida puede ser maravillosa, sí, pero también puede cambiar en un instante y golpear muy fuerte cuando fallece un ser querido.

Perder a un ser querido es un proceso complejo y lento, por ese motivo, te descubrimos una serie de estrategias para ayudar a sobrellevar el duelo lo mejor posible.

Durante la gestión de esta pérdida, la persona afectada pasará por distintas fases: la negación, la rabia, la negociación, la tristeza absoluta que puede sumirla en un oscuro pozo sin fondo y, finalmente, la aceptación.

"Alcanzar la aceptación, supone que la persona es consciente de lo que ha ocurrido y sabe que debe de seguir adelante. Dependiendo de cómo ha sido la muerte de esa persona, joven o mayor, de repente o tras una larga enfermedad, la persona afectada puede estar más en paz o más en lucha con la vida. Por eso es importante expresar lo que uno siente para después poder o intentar aceptarlo", sostiene la experta.

También es importante que aquel se enfrenta al duelo no se abandone y siga cuidando de su salud: "Intentar descansar, comer bien, visitar a un psicólogo profesional y a tu quiropráctico de confianza. Restablecer tu sistema nervioso después de un trauma te ayudará a bajar el estrés mental y físico que ha supuesto tanta tristeza", afirma De Tienda.

Otras claves son las de tratar de enfocarse en el día presente y hacer algo en honor de la persona que ha fallecido: "Dedícale el día, vuelve a hacer las cosas que te gustan. Mantente ocupado. Vive orgullosa de vivir y recuerda y celebra la vida de tu ser querido. Planta un jardín en su nombre, haz un libro auto-editado con vuestra historia, enmarca las fotos más felices de vuestra vida...".

Para la experta, lo primordial en este proceso es darse tiempo, respetarse los ritmos propios y saber que el dolor nunca desaparecerá, pero que se irá suavizando y el paso de los meses mitigara las horribles sensaciones: "Existen muchas razones por las que seguir adelante. Rodéate de personas que te quieren y apóyate en ellas; a veces necesitamos apoyarnos los unos en los otros para superarlo. Celebrar tu vida y vive lo que te quede de vida honrando la oportunidad de vivir, por ti y por la persona que se ha ido", nos afirma la experta.