CiU reconoce a Rajoy que no pedir el rescate fue un acierto, pero también que el PSOE lo evitara

Josep Duran i Lleida

Duran pide más rebajas fiscales y el jefe del Gobierno no descarta más medidas antes de que acabe la legislatura.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha reconocido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que no pedir el rescate "fue un acierto", como él mismo ha dicho durante su primera intervención, aunque también lo fue que el PSOE lo evitara durante la pasada legislatura.


Así lo ha señalado Duran durante su intervención en el Debate sobre el estado de la Nación en el Congreso de los Diputados, donde ha recordado que su grupo nunca reclamó al presidente que pidiera el rescate y también apoyó al PSOE para evitarlo cuando gobernó.

"Conviene ser responsable en el Gobierno, pero también en la oposición", ha subrayado Duran, tras advertir a Rajoy, sin embargo, de que las cifras macroeconómicas en las que basa su discurso requieren "más prudencia que euforia" porque España sigue siendo "vulnerable" a posibles cambios en los mercados y porque hay riesgos internos y externos.

Rajoy, durante la réplica, ha reconocido que fue bueno que el PSOE también evitara el rescate durante su etapa de Gobierno. "No me cuesta reconocerlo porque es cierto", ha dicho, tras asegurar que siempre que uno dice lo que es cierto acaba por no tener problemas.

NO SE PUEDEN MENOSPRECIAR LOS BUENOS DATOS

Durán ha admitido a Rajoy que algunos datos económicos son positivos y no hay que "menospreciarlos", aunque le ha recordado que el paro sigue en un nivel "intolerable" e impropio de una sociedad desarrollada y que la crisis no sólo no ha acabado para cientos de familias, sino que se agravado.

A su parecer, la pregunta que debe hacerse el Gobierno es si quiere una sociedad de postcrisis en la que una persona de mediana edad no pueda volver al mercado laboral, en la que los jóvenes tengan serias dificultades para acceder al empleo, en la que las familias deban pagar hipotecas por pisos que no tienen y en la que se debilite a las clases medias hasta su desaparición. "Ésa es la sociedad que tenemos", ha dicho.

Rajoy, por su parte, ha coincidido con Duran en que hay que ser "más prudente que eufórico", lo que lleva al Gobierno a plantear siempre previsiones modestas que acaban siendo superadas, aunque se ha mostrado "meridianamente claro" al asegurar que la sociedad que quiere para el futuro es una que apueste por el empleo, motivo por el que ha fijado como objetivo de país volver a contar con 20 millones de puestos de trabajo, a razón de medio millón de empleos por año. "Eso sí, si hacemos las cosas bien y perseveramos en las políticas", ha dicho.

En este sentido, ha coincidido con Duran en que las clases medias han sufrido mucho las consecuencias del ajuste, aunque ha asegurado que todas las medidas puestas en marcha --en empleo, pensiones, pymes, fiscalidad y crédito-- se han hecho para favorecer a esa clase media, uno de los pilares básicos de una sociedad como la española.

CREACIÓN DE EMPLEO Y PRECARIEDAD LABORAL

Duran, por su parte, ha recordado a Rajoy que la creación de empleo sigue siendo "insuficiente" y ha considerado "socialmente alarmante e incluso dramática" la precariedad laboral, puesto que más del 40% de los contratos iniciados son a tiempo parcial o temporales y muchos duran incluso menos de tres meses. A su parecer, el empleo creció más que el PIB el año pasado porque los puestos que se crean son de "baja calidad, de gran precaridad y de poca productividad", por lo que sigue siendo necesario un plan de choque contra el paro.

El presidente, por su parte, ha reconocido que la creación de empleo no es suficiente, pero ha rechazado las críticas a la calidad de los puestos creados al asegurar que la temporalidad ha bajado y que se han creado muchos empleos indefinidos. Aunque ha reconocido que hay que seguir trabajando contra la temporalidad, ha asegurado que no tiene claro que sea necesario un plan de choque porque todas las políticas del Gobierno van dirigidas a la creación de empleo, el gran objetivo.

En otro orden de cosas, Duran ha resaltado al jefe del Ejecutivo la necesidad de contar con una economía productiva que priorice la industrialización y que luche contra la "lacra" que sigue siendo la vivienda en este país. Aunque ha reconocido la "buena voluntad" del Gobierno en este sentido, ha asegurado que a veces ha sido "más mediática que efectiva" con medidas poco usadas por los ciudadanos.

BAJE COTIZACIONES Y EL IVA CULTURAL

Igualmente, ha criticado la reforma fiscal por ser más un "parche" que una reforma integral y por perseguir más una finalidad "electoral y mediática" que fiscal. De hecho, ha asegurado que elevar el mínimo exento del IRPF a 12.000 euros supone sólo un ahorro de 49 euros al año y de 4 euros al mes. Aunque el Gobierno ya no tiene tiempo de plantear una reforma fiscal "profunda", sí ha reclamado a Rajoy que baje el IVA cultural y que ponga en marcha medidas para rebajar la fiscalidad del empleo.

En este sentido, Duran ha dado la bienvenida al nuevo incentivo a la contratación fija que premia los nuevos contratos, aunque ha reclamado una rebaja de cotizaciones para los empresarios que han mantenido el empleo durante la crisis. Además, ha reclamado una rebaja en Sociedades para las pymes y que se incentive la inversión productiva y sostenible.

Rajoy, por su parte, ha contestado que le gustaría haber tomado más medidas en el ámbito fiscal, aunque la situación le obligó inicialmente a subir los impuestos y después a priorizar las bajadas. De hecho, ha dicho que si no hubiera subido el IRPF España habría quebrado y ha asegurado que no descarta hacer más cosas antes de que acabe la legislatura.

A VUELTAS CON LAS CIFRAS DE CRÉDITO

Finalmente, ambos se han enrocado en un debate sobre el crédito. Duran ha ofrecido unas cifras del Banco de España que no han coincidido con las que ha planteado Rajoy. En concreto, el portavoz catalán ha negado que se pueda hablar de una economía competitiva sin una recuperación real del crédito que, a su parecer, sigue siendo "escaso y caro", mientras que el jefe del Ejecutivo ha asegurado que esta variable crece por primera vez desde 2007 en pymes, viviendas y consumo.

En cualquier caso, Duran ha pedido ha pedido al Gobierno que reestructure el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que ejecute todas sus dotaciones y que arbitre medidas para trasladar las iniciativas de la UE al crédito.

 

Noticias relacionadas