Cisma confirmado en Podemos con nuevas críticas de Errejón a la confluencia con IU

Íñigo Errejón

Íñigo Errejón considera que la alianza que su formación alcanzó con Izquierda Unida para concurrir juntos en las elecciones no ha funcionado. Una posición de la que discrepa Pablo Iglesias. 

"Es suficientemente constatable, con las cifras en la mano, que 2+2 han sumado menos", ha asegurado en una entrevista en TVE, en la que no obstante ha asumido su parte de responsabilidad por la decisión de concurrir en confluencia, ya que la tomó "colectivamente" la dirección de la que es miembro.

 

Aún así, Errejón no ha ocultado que, a su juicio, la confluencia "parece no haber funcionado", a diferencia de lo que opina el secretario general del partido morado, Pablo Iglesias, quien ayer mismos reafirmó que la alianza ha sido "un acierto" sin la cual los resultados de ambas fuerzas habrían sido "peores", y que además servirá para "construir juntos un bloque histórico".

 

"HAY QUE EVITAR QUEDAR ATRAPADOS EN ETIQUETAS MÁS ESTRECHAS"

 

A este respecto, Errejón también ha mostrado sus dudas sobre el futuro de la coalición y ha asegurado que "habrá que evaluar" su reedición en próximas citas electorales. "Hay que evitar quedar atrapados en etiquetas más estrechas", ha avisado, al tiempo que ha admitido que en esta campaña "a lo mejor" no han sido lo "suficientemente hábiles" para no caer en eso.

 

"Efectivamente habría que evaluar con un poco más de cuidado, sabiendo que 2+2 no siempre son 4. En este caso no lo han sido. Sobre el eje izquierda-derecha es más difícil construir una mayoría nueva", ha asegurado, retomando los argumentos que ya puso sobre la mesa para evitar esa alianza cuando se abrió el debate antes de sellarla, aunque luego la aceptó, al y como ha reconocido.

 

En este sentido, Errejón ha afirmado que ahora no es momento de "acumular una montaña de 'te lo dije'". "Los dirigentes tenemos que asumir qué se ha hecho mal para no apuntar puntos a toro pasado sino afrontar qué tareas hacemos para el futuro. El análisis es complejo pero lo vamos a hacer juntos", ha señalado, en un intento de negar divisiones en la cúpula de su partido.

 

En cuanto a las voces internas que han apuntado a la campaña --de la que Errejón era el máximo responsable-- como una de las causas de la pérdida de votos, argumentando que ha faltado "calle", el número dos de Podemos ha defendido la estrategia puesta en marcha, asegurando que ha habido más movilización, más mesas y más actos que nunca.

 

ANÁLISIS DE LOS ÚLTIMOS SEIS MESES 

 

De hecho, Errejón ha apuntado que lo "importante" a la hora de analizar su eficacia es ver "con qué contenido" y "con qué discurso" se ha desarrollado esa campaña, ya que, "en este caso", ese discurso "desde el 20 de diciembre hasta aquí no ha sido tan capaz de suscitar una ilusión como se suscitó en las pasadas elecciones".

 

"En este caso ha habido cosas que no han funcionado. Se han mantenido la misma fuerza y la misma proporción, pero ha habido gente, sobre todo en las zonas más urbanas y entre el electorado más joven que no ha acudido, que no ha encontrado en otras opciones mejor preferencia pero que no ha acudido a votar", ha explicado.

 

Para encontrar la respuesta a esa pregunta, Errejón ha afirmado que hay que analizar lo que han hecho "en todo ese tiempo" que ha transcurrido desde las elecciones del pasado 20 de diciembre". "Hay que ampliar el foco y pensar qué ha sucedido en estos últimos seis meses de política española para que, manteniéndonos, no hayamos sido capaces", ha demandado.

 

Preguntado sobre si pudo haber influido el hecho de no haber permitido la investidura del líder socialista, Pedro Sánchez, Errejón ha asegurado que fue el candidato el que se equivocó eligiendo a Ciudadanos en vez de a Podemos para tratar de formar gobierno, y que los "resultados de las elecciones" de estas dos fuerzas, que han partido escaños, "así lo demuestran".

 

En cuanto a la asunción de responsabilidades, Errejón ha asegurado que debe ser "colectiva" y ha defendido la continuidad de Iglesias al frente del partido ya que, según ha afirmado, "no encontraría motivos" para que alguien pidiera su dimisión. "No habríamos llegado hasta aquí si no hubiera sido por la figura y el liderazgo de Pablo Iglesias. Habrá que hacer una asunción de responsabilidades colectivas. Iglesias sigue siendo un activo y hay decisiones colectivas que tienen que tomar los órganos", ha apostillado.