Cirugía virtual e impresión 3D para revolucionar la cirugía maxilofacial

 La cirugía virtual y la impresión de modelos en 3D en la cirugía maxilofacial ha abierto "posibilidades que hasta ahora eran insospechadas", ha explicado el jefe del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario Ramón y Cajal y presidente de la Sociedad Mundial de la especialidad (IAOMS), el doctor Julio Acero, quien es pionero en el uso de estas técnicas.

En los últimos años, la aplicación de estas nuevas tecnologías han contribuido en gran medida a mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados. "Lo comparo con el cambio que hubo en la civilización, de la agricultura a la revolución industrial", ha explicado en el jefe del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario Ramón y Cajal y presidente de la Sociedad Mundial de la especialidad (IAOMS), el doctor Julio Acero, quien es pionero en el uso de técnicas con cirugía virtual e impresión de modelos en 3D en la cirugía maxilofacial.

 

La integración de estas técnicas a la práctica es una realidad, "se ha incorporado como el GPS a los coches", advierte. Lo cierto es que, aunque su introducción en la clínica médica data de la última década, su mayor desarrollo no se ha visto hasta los últimos 4 o 5 años.

 

Cada año miles de pacientes sufren tumores, accidentes o malformaciones graves que afectan a la región maxilofacial. Hasta hace años las consecuencias eran devastadoras, con graves trastornos estéticos y funcionales, con gran impacto en la psicología y la vida social de los pacientes afectados.

 

Estas técnicas, "permiten realizar reconstrucciones y extirpaciones que antes eran mucho menos finas", señala en referencia a que se ha conseguido también mejorar el resultado estético de estas intervenciones. "¿Qué es lo que queremos? Lo que queremos es darle el mejor tratamiento posible al paciente, conseguir el mejor resultado de las extirpaciones tumorales, la mayor calidad en la reconstrucción y mejorar la vida de los afectados", afirma.

 

A la hora de comparar con las técnicas estandar, el doctor destaca la posibilidad que dan estas nuevas tecnologías a la hora de practicar una intervención fuera del quirófano, así como que ha conseguido perfeccionar reconstrucciones; así como la posibilidad de tener prótesis exactas en el quirófano. Con el uso de las técnicas digitales se pueden obtener imágenes de los pacientes en 3D, se pueden hacer operaciones virtuales sobre imágenes de los pacientes, extirpar el tumor y planificar la intervención previamente.

 

Es decir, es posible transferir esa realidad virtual a la realidad del quirófano por medio de guías que se imprimen en impresoras 3D o por medio de navegación como si fuera un GPS, como un mapa, el exqueleto del paciente. Es posible hacer extirpaciones muy complejas y acceder a zonas que antes eran de difícil abordaje.

 

La intervención se hace con tejidos autógenos, es decir, propios del paciente, de tal manera que se puede reconstruir de manera estética y funcional de forma que no es posible diferenciar la situación después de una operación de 14 horas a cómo era previamente el paciente.

 

SIMPOSIUM INTERNACIONAL DE CIRUGÍA MAXILOFACIAL

 

Precisamente este pasado viernes el Hospital Universitario Ramón y Cajal ha acogido de nuevo un Simposio Internacional organizado por el Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del hospital bajo la dirección del doctor Acero. El objetivo primordial del simposio ha sido debatir acerca de los últimos avances en la especialidad de cirugía maxilofacial referentes a las complejas regiones del tercio facial inferior y el cuello, área de encuentro con otras especialidades.

 

La reunión cuenta con la presencia de expertos en la materia reconocidos tanto a nivel internacional como nacional que aportarán sus conocimientos en este importante campo del área de cabeza y cuello. Han participado cerca de 200 especialistas de 11 países diferentes y ha contado con ponentes extranjeros de gran prestigio, como J.P. Meningaud, que ha realizado siete trasplantes de cara a lo largo de su dilatada carrera.

 

El Ramón y Cajal está reconocido en el campo de la cirugía reconstructiva maxilofacial y del tratamiento de las deformidades y traumatismos cráneo maxilofaciales, contando con una Unidad de Prótesis Maxilofacial de referencia nacional y participando en unidades multidisciplinarias en el hospital, como la Unidad de Base de Cráneo.