Circulaba en sentido contrario y ebrio, y al intentar estacionar se enganchó a una farola

V.J.V.P.,  vecino de Ávila, de 29 años de edad, ha sido puesto a disposición judicial por la Policía Local en la madrugada del pasado domingo, 6 de marzo, cuando la Policía Nacional dio aviso de que éste circulaba en sentido contrario, y tras realizarle la prueba de alcoholemia dio positivo con una alta tasa.

Fue en el Paseo Dos de Mayo de la capital abulense donde una patrulla de la Policía Nacional observó como un vehículo conducía en sentido contrario, y al intentar estacionar, tras varias maniobras fallidas, quedaba enganchado a una farola.

 

Ante tales circunstancias dieron aviso a la Policía Local que se personó en el lugar de los hechos verificando los mismo, y observando que el conductor podría estar ébrio procedieron a relizarle la prueba de alcoholemia, cuyo resultado fue altamente positivo.

 

Por estos motivos, V.J.V.P.,  vecino de Ávila, de 29 años, ha sido puesto a disposición judicial por un presunto delito contra la seguridad del tráfico.