Cirac pide austeridad en época de crisis y bonanza porque hay que ser escrupulosos con el gasto de dinero público

Lanza un mensaje de optimismo y de futuro y defiende la política con mayúsculas donde "no todo vale"
Asimismo, García Cirac ha aprovechado la ocasión para expresar su "orgullo" ya que "gracias al esfuerzo de todos, las Cortes de Castilla y León son, sin duda, el Parlamento autonómico más austero de España".

En su primer discurso como presidenta de las Cortes, María Josefa García Cirac aprovechó la ocasión también para "romper una lanza" en favor de la clase política y para reivindicar el "noble arte" de trabajar en la tarea pública, máxime en estos tiempos de "descrédito", desde el reconocimiento de que en política "no todo vale" y de que hay que trabajar por los demás con generosidad, coherencia, responsabilidad y compromiso.

Recuperación económica
Precisamente, las primeras palabras de María Josefa García Cirac fueron para los casi 200.000 parados que hay en estos momentos en Castilla y León y para los que peor lo están pasando en esta "difícil situación económica que sufre España". Tras recordar que esas personas son "el auténtico drama de la crisis" quiso lanzar un mensaje de optimismo y de confianza en el futuro ya que, según comprometió, el principal cometido de los procuradores será avanzar en la senda de la recuperación económica y de la creación de empleo.

María Josefa García Cirac, que se encargará de dirigir las Cortes de Castilla y León en su VIII Legislatura, mencionó también a sus antecesores en la presidencia, Dionisio Llamazares, Carlos Sánchez-Reyes, Manuel Estella y José Manuel Fernández Santiago, a los que ha trasladado su recuerdo y agradecimiento.