Cintas de colores cubrirán la calle una exhibición de 'tape art' en el Festival Ciutat Vella Oberta

Intervención con tape art, del Colectivo TAV, en el MuVIM.
El 'tape art' --el arte de cintas adhesivas de colores con las que se crean murales y composiciones efímeras-- inundará este sábado el pavimento de la Plaza del Doctor Collado de Valencia, en el barrio del carmen, aprovechando la celebración del festival Ciutat Vella Oberta, que extenderá a las calles del centro histórico decenas de actividades culturales y artísticas.
VALENCIA, 08 (EUROPA PRESS)



La intervención en vivo correrá a cargo del colectivo TAV, pionero en España en este tipo de creación, informan los responsables de la iniciativa en un comunicado.

El 'tape art' es "un arte limpio, divertido y fugaz con muchos seguidores en Europa y Estados Unidos". Desde el 2011 ha llegado a España de la mano del colectivo valenciano TAV, formado por Alicia Cambra, Álvaro Navarro y Jose Miguel Piquer, y que ha desarrollado su obra para el MuVim, Kartell, Long Bao, MIMAA, Botánico Creativo, Excuse me o Wayco". Además, en 2012 consiguieron el premio All Originals de Adidas.

Mañana actuarán desde las diez de la mañana en la Plaza del Doctor Collado con una reinterpretación colorista del azulejo valenciano desde el barroco hasta nuestros tiempos. Una intervención proyectada, diseñada y creada en exclusiva para este certamen.

LOS NIÑOS RECLAMARÁN MÁS ZONAS PEATONALES

Por otra parte, y dentro de también de la programación del certamen, el domingo, 10 de noviembre, se realizará un pasacalle lúdico infantil en el que la niños y niñas reclamarán más zonas peatonales y la renegociación de la relación coche-peatón en el distrito.

El recorrido comenzará en la Plaza del Centenar de la Ploma a las 11.30 horas pasando por calle Alta, Plaza del Tossal y calle Quart para finalizar en la Plaza de Viriato, detalla el Col·lectiu de Mares i Pares de Ciutat Vella.

Esta agrupación recalca que "el casco histórico de la ciudad es una jungla a la que madres y padres se enfrentan a diario para transitar por sus calles con niños, bebés y carros". "Un recorrido a pie --prosiguen-- es una aventura de aceras ocupadas, vehículos circulando a más de la velocidad permitida y sin respeto alguno por los peatones que transitan por aceras casi inexistentes y de trazados imposibles".

Aprovechando el debate sobre la peatonalización de una parte del distrito planteado por el Consistorio, el Col·lectiu de Mares i Pares de Ciutat Vella --que viene reivindicando hace un año más espacios para el juego y disfrute de los más pequeños--, desarrollará este pasacalle a lo largo del cual, los pequeños participantes podrán dejar su huella impresa en los puntos negros del barrio, imprimiendo un carácter amable y más habitable a las calles donde mayores conflictos surgen entre peatones y vehículos motorizados, concluyen.