Cincuenta años y seguimos sin solución para el patrimonio de Madrigal de las Altas Torres

Mercedes Martín, presentó ayer en las Cortes de Castilla y León, una propuesta para que el patrimonio de Madrigal de las Altas Torres sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC), pero fue rechazada por los votos del PP. Se trata de una petición presentada ya en el año 1963 y que después de varios intentos todavía no se ha tenido en cuenta, con el consiguiente deterioro que ha sufrido el patrimonio de la localidad en estos años

Mercedes Martín, presentó en la Comisión de Cultura de las Cortes de Castilla y León una propuesta para agilizar el expediente de la declaración de zona BIC a la localidad de Madrigal de las Altas Torres, pero la alcaldesa de Piedralaves, que es la procuradora del PP para este tipo de asuntos y el resto del PP votaron en contra de esta resolución.

 

Según Martín, “se les llena la boca de hablar de Isabel la Católica pero su cina se cae a pedazos, por el abandono y la decadencia”. Y al mismo tiempo presentan que incluyen a la localidad en una ruta sobre Isabel la católica y entre las localidades que estarán dentro de la ruta de las Edades del Hombre.

 

“No tiene ni pies ni cabeza”, según Mercedes Martín, “deberían haberse puesto de acuerdo porque con tres titulares no se conserva un  patrimonio de la contundencia de la Villa de Madrigal, y que está en muchos casos en estado de ruina”. Era un buen momento para sacar del cajón del olvido este expediente que lleva cincuenta años si resolverse.

 

Antecedentes

 

La primera vez que se presentó una propuesta para declarar la villa de Madrigal Bien de Interés Cultural fue el 9 de julio de 1963, y posteriormente se abrió otro expediente el 4 de septiembre de 2002, y “ambos están corriendo la misma suerte por la desidia y la falta de interés de la Junta de Castilla y León”.

 

En el año 1981 fue la Real Academia de la Historia la que hizo un informe favorable para que se tuviera en cuenta esta petición.

 

Posteriormente fue el propio consistorio de la localidad quien emitió un informe sobre los bienes culturales de Madrigal.

 

Y los últimos pasos se dieron en el año 2003 con sendos informes de las Universidades de Salamanca y Valladolid.

 

A lo largo de este tiempo el deterioro del patrimonio de la localidad es más que evidente “cuando su cuidado y puesta en valor sería una forma de fijar población en la localidad y dinamización la economía de la zona”, los únicos que han tomado cartas en el asunto han sido los propios vecinos a través de la Asociación Amigos de Madrigal.