Cinco municipios se unen a la queja ante el Procurador del Común por la reducción de médicos en la Zona de Muñana

Según se ha anunciado hoy, los consistorios abulenses de La Hija de Dios, Narros del Puerto, Villatoro, Amavida y Pradosegar, harán causa con el Ayuntamiento de Solosancho y presentarán sendas quejas ante el Procurador del Común por el recorte del  37,5  de los médicos en la Zona de Salud de Muñana a la que pertenecen esas localidades.

También contemplan la posibilidad de acudir a los tribunales, si así lo determinan los asesores jurídicos que están trabajando en el tema, al considerar un atropello y un ataque a los derechos de los ciudadanos del Valle Amblés que se haya procedido a la reducción de facultativos, ya que se ha pasado de los ocho que existían en 2012 a tan solo cinco en 2014.

 

Estos cinco pueblos del Valle se ha unido a Solosancho en su afán por devolver a los habitantes de sus pueblos "un derecho que a su entender les ha sido arrebatado por decisiones arbitrarias de la Junta de Castilla y León, que bajo subterfugios ha intentado confundir a los vecinos sobre las decisiones ya tomadas".

 

Por ello, y en la línea abierta por Benito Zazo, alcalde de Solosancho, el fundamento de su queja ante el Procurador del Común se sustentará en "el hecho de que se trata de un recorte absolutamente desproporcionado en relación con la disminución real  de tarjetas sanitarias; que es una evidencia el agravio comparativo que se está produciendo entre la Zona de Salud de Muñana y otras zonas de salud, por cuanto que el Valle Amblés es una de las zonas más perjudicadas de toda la provincia y de toda Castilla y León; y  porque en definitiva se trata de una decisión tomada de forma unilateral, sin tener en cuenta la opinión de los afectados ni contar siquiera con el Consejo de Salud de la Zona, máximo órgano colegiado de participación en su ámbito geográfico".